La jueza que condenó a un hombre a escribir 144 cosas bonitas sobre su exnovia

Ordena al joven decir algo hermoso por cada insulto proferido contra su antigua pareja

Actualizado:

No todas las condenas consisten simplemente en años de prisión o multas económicas. De vez en cuando todavía se escucha hablar de alguna sentencia creativa, un escarmiento insólito con el que el juez de turno espera corregir la conducta del infractor. A veces incluso sucede que más que un asunto judicial, el castigo parece ideado por un padre o un profesor. Uno de los clásicos de siempre es el que consiste en escribir decenas de veces una frase que obligue a la reflexión; y algo muy parecido es lo que ha impuesto una original sentencia en Hawái.

El blog Law Newz desvela los detalles de la sorprendente condena ingeniada por la jueza Rhonda Loo en Maui. La magistrada tenía que buscar un modo de reprobar a Daren Young, un joven de 30 años que había violado la orden de protección que le impedía dirigirse a su exnovia. El pasado abril, dos meses después de que dicha orden entrase en vigor, hizo un total de 144 intentos de contactar con ella en apenas tres horas. A través de llamadas y mensajes le dirigió todo tipo de insultos y comentarios desagradables.

«No sé si debería cortarte los dedos o quitarte el teléfono para que dejes de enviar mensajes. Probablemente ni siquiera deberías tener un móvil. Al menos espero que ella haya cambiado de número», ha explicado la jueza, sorprendida por la actitud del infractor, Jes increíble que un hombre adulto pueda ser tan infantil». A la vista de los hechos y teniendo en cuenta que Daren Young no impugnó las acusaciones contra él, la jueza redactó una sentencia en la que destaca que el culpable deberá escribir 144 cosas bellas sobre su antigua pareja.

«Le escribirás algo bonito por cada cosa horrible que has dicho sobre ella», ha subrayado la magistrada, «y nada de repetir palabras». Young tiene 144 días para cumplir con el castigo que se le ha impuesto. Además deberá hacer 200 horas de trabajos comunitarios, pagará 2.400 dólares en multas y estará dos años en libertad condicional. Esto último se debe a su historial delictivo, ya que ha estado en la cárcel con anterioridad. Si persiste en su injustificable acoso contra su exnovia no tardará en acabar de nuevo entre rejas.