Un hombre tarda dos años en quitarse el tatuaje de unas gafas que se hizo cuando estaba de fiesta

Se despertó al día siguiente con unas gafas tatuadas y sin recordar nada sobre la noche anterior

Actualizado:

Un hombre de Swansea, Gales, ha tenido que vivir dos años con unas gafas tatuadas después de una noche de fiesta celebrando una despedida de soltero.

Desde entonces, pasó dos años siguiente sometiéndose a un tratamiento láser gradual para finalmente eliminar el tatuaje.

«No tenía recuerdos de haberme hecho el tatuaje porque había salido a celebrar y sucedió cuando estaba borracho», dijo el hombre de unos cincuenta años a Daily Mail, con la condición de que no diera su nombre.

«A la mañana siguiente pensé que alguien había usado un marcador permanente en mi cara», explicó. Al principio planeaba conservarlo, pero cambió de parecer después de que alguien se burlase de él.

«A la mañana siguiente realmente comencé a pensar en lo que mi familia y amigos pensaban», dijo. «No quería que se avergonzaran cuando salían conmigo, así que decidí que lo iba a eliminar».