Leroy Black
Leroy Black - ABC

El hombre que recibió obituarios de su esposa y su amante en el mismo periódico

Muere de un cáncer de pulmón y su cónyuge y una «novia» publican sus condolencias

MadridActualizado:

Cuando un alguien comete una infidelidad y es descubierto queda expuesto a la posibilidad de un escarnio público. Actualmente, las redes sociales son armas poderosas para este fin, como podrá constatar el joven inglés que quiso hacerse pasar por príncipe azul. Nadie está libre de sufrir una terrible venganza como respuesta a una traición a su pareja. Salvo, claro está, que el infiel ya esté muerto cuando su adulterio sale a la luz. Eso es lo que ha ocurrido en Egg Harbor, un pequeño municipio en el estado estadounidense de Nueva Jersey.

El blog Cruisers Choice nos ofrece los detalles de este tragicómico suceso que está agitando esta tranquila localidad de poco más de 30.000 habitantes. Un hombre llamado Leroy Black falleció allí hace una semana, con 55 años y víctima de un cáncer de pulmón. La sorpresa explotó cuando el periódico local publicó en el mismo día y en la misma página dos obituarios dedicados a él: uno firmado por su esposa, Bearetta Harrison... y otro por la que se hace llamar «novia durante mucho tiempo», Princess Hall.

Leroy Black
Leroy Black- ABC

Sólo después de morir se descubrió, de la manera más surrealista que se pueda imaginar, que Leroy había llevado una doble vida; aparentemente durante bastante tiempo. Si bien podría pensarse que se trata de una broma pesada o un 'fake', la exactitud de los detalles de ambos textos parecen certificar que la situación es tan extraña como real. Este hombre, apodado 'Blast' por su amante, mantuvo en secreto sus infidelidades hasta que el cáncer puso fin a sus días.

Los obituarios no sólo fueron publicados en el diario, sino también en la web del mismo y en la de la empresa encargada de organizar su funeral. En esta última podemos comprobar que a Leroy Black ya le han salido admiradores después de que su caso se haya hecho viral, causando carcajadas e indignación a partes iguales."Eres un maestro, ¡adiós hermano!", ha comentado un usuario llamado Carlos Rodríguez en el apartado que se reserva para las condolencias.

El funeral del infiel Leroy Black ha tenido lugar hace tres días, pero se desconoce si el mismo fue escenario deun incómodo encuentro entre sus dos parejas y sus familias. Sin lugar a dudas, este hombre tuvo suerte de no ser descubierto y humillado en vida; castigo que sí tuvo que soportar el infiel que quería acostarse con la mejor amiga de su mujer. Incluso ha habido quien ha visto cómo sus tropelías son expuestas a ojos de todos enuna enorme valla publicitaria en la autopista. La mayor parte de las veces, la mentira tiene las patas muy cortas.