El hombre que pretende demostrar que la Tierra es plana volando con un cohete casero

Espera comprobar desde las alturas que el planeta es una especie de disco rodeado de una muralla de hielo

MADRIDActualizado:

Fernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano fueron los artífices de la primera circunnavegación de la Tierra. El portugués lideró una expedición de 265 hombres que partió en 1519 y el español capitaneaba a los 18 supervivientes que regresaron en 1522. El sacrificio fue mayúsculo, pero la gesta se considera la primera gran prueba de que nuestro planeta tiene una forma casi esférica. Sin embargo, cinco siglos después, pese a los avances tecnológicos de alto nivel y los múltiples viajes al espacio, hay quien continúa creyendo que la Tierra es plana.

Uno de ellos es Mike Hughes, a quien conocemos a través del blog AV Club. Este hombre se autodefine como «científico autodidacta», se hace llamar «Mad Mike» y su desafío va muy en serio. Tanto es así que pretende volar en un cohete casero mañana, sábado 25 de noviembre, para demostrar que la ciencia se equivoca desde hace décadas. Su objetivo es alcanzar una velocidad máxima de 800 kilómetros por hora para observar el planeta desde las alturas.

«Sería un idiota si no tuviese miedo de morir. Claro que me asusta y mucho, pero ninguno de nosotros se irá vivo de este mundo. Me gusta hacer cosas extraordinarias que nadie más pueda hacer. Nadie en la historia de la humanidad ha diseñado, construido y volado en su propio cohete», explica «Mad Mike», temeroso pero plenamente convencido de seguir adelante con un reto que ha puesto su nombre en boca de todos.

Hughes lleva varios años encerrado en su garaje, ocupado en el diseño y la construcción del cohete en el que quiere volar. El lanzamiento tendrá lugar en Amboy, una «ciudad fantasma» situada en California. ¿Qué espera ver desde el firmamento? Que la Tierra es una especie de disco rodeado de murallas de hielo. Ni más ni menos. Esa es su teoría y está dispuesto a arriesgar su vida para obtener pruebas que la respalden. No le importa lo más mínimo lo que digan los científicos: no cree una sola palabra de lo que dicen.

«No creo en la ciencia. No hay diferencia entre ciencia y ciencia-ficción», asegura Mike, que cree que todos los conocimientos que aplicará para lanzar su cohete «no son ciencia, son simplemente fórmulas». El evento no admitirá público en vivo, pero sí podrá seguirse en directo a través de Internet. Muchos querrán verlo con sus propios ojos, no para comprobar si la Tierra es esférica o plana, sino para averiguar si Hughes va en serio o todo forma parte de una especie de broma.