«¡Gran trabajo!»: Un cliente deja una propina de 3.000 dólares para una cuenta de 39,60 en un cafetería

«¡Estáis haciendo un gran trabajo!», decía el mensaje que acompañaba a la generosa propina que hizo llorar a una camarera

Actualizado:

Un empresario de 59 años acudió como de costumbre esta Navidad junto a su mujer a desayunar a la cafetería The Brief Encounter Cafe de Washington. La cuenta ascendió a 39,60 dólares, pero ellos decidieron dejar una propina de 3000 dólares a los empleados.

«¡Estáis haciendo un gran trabajo! Cuando tenía 7 años, yo lavaba los platos mientras mi madre cocinaba en un restaurante similar a este. Éramos pobres y no teníamos mucho dinero. Afortunadamente, esto ayudará a que todos tengan una mejor Navidad este año». Así dijo en una nota que adjuntó a la cuenta, y que hizo llorar de emoción a Julie Wilson, la camarera que les había atendido esa mañana.

Clark y su mujer dieron instrucciones para que la propina se repartiera entre los 12 empleados del local. Según recoge 'The News Tribune', el objetivo del empresario y su mujer era generar una oleada de bondad y generosidad. Algo que el restaurante entendió a la perfección, pues aseguraron que utilizarían parte del dinero para comprar comida para familias sin recursos durante las fiestas. Clark aseguró que no es necesario dejar 3000 dólares de propina, ni siquiera dejar mucha, pero sí notas que valoren el trabajo de los demás. «Simplemente una nota que refleje que han hecho un gran trabajo. Si se hiciera más, creo que las vidas de todos serían mucho mejores», sostenía.