facebook
Facebook

Facebook: El espeluznante y misterioso insecto encontrado en Indonesia

Un usuario de Facebook deja sin palabras a miles de personas con estas imágenes

Actualizado:

Probablemente conozcas a alguien que grita de terror e incluso huye de la habitación cuando ve una araña en una esquina. Se calcula que entre un 3.5 y un 6.1% de la población mundial sufre aracnofobia, un miedo irracional realmente extendido. Las serpientes y similares también son animales temidos por un montón de gente. Pero sin duda alguna casi todos sentiríamos pánico si detectásemos en nuestra propia una criatura extraña y desconocida. Eso es lo que le sucedió a un vecino de Semarang (Indonesia) con el 'bicho' que puedes ver sobre estas líneas.

Las imágenes se han hecho virales después de ser publicadas en Facebook por un usuario llamado Gandik. El post, que incluye un vídeo del insecto en movimiento, suma miles de 'likes'. Todo el mundo quiere compartirlo con sus contactos y dejar su comentario al respecto. La pregunta del millón está en el aire: ¿qué es exactamente? Los internautas, con buen humor, han construido un montón de teorías creativas: hay quien apunta que puede ser un Pokémon, otros aseguran que es nada menos que la última encarnación del demonio.

Por supuesto, bromas aparte, existe una explicación científica. El trabajo de rastreo de miles de curiosos ha dado sus frutos y ya se ha desvelado que esta criatura es un magnífico ejemplar de 'Creatonotos Gangis'. Se trata de una especie de polilla que vive principalmente en el sudeste asiático y Australia. Aunque su aspecto ha impactado en la red, está muy lejos de ser un insecto recién descubierto. El zoólogo sueco Carl Linnaeus ya lo analizó en su obra 'Centuria Insectorum', a mediados del siglo XVIII.

Si lo que te inquieta son esa especie de tentáculos que mueve sin parar, no tienes por qué preocuparte. No son otra cosa que los órganos con los que el 'Creatonotos Gangis' intenta atraer posibles parejas. Con ellos emiten feromonas que pueden ser detectadas por las hembras cercanas. En otras palabras: no es más que un bichito buscando amor. La luz de la ciencia, de todas formas, no ha bastado para sosegar a los más impresionables. "Si encontrase algo así en mi casa, prendería fuego al edificio para matarlo", sentencia uno de los usuarios de Facebook que ha comentado el post.