La estrambótica historia de la extraña «criatura» encontrada en Malasia

Las redes sociales consiguen «dar vida» a una alimaña que nunca la tuvo

MadridActualizado:

La inmediatez es uno de los puntos fuertes de las redes sociales. En décimas de segundo podemos saber, incluso ver y escuchar, qué está ocurriendo al otro lado del planeta. Sin embargo, esta velocidad de transmisión es un arma de doble filo: las verdades pueden difundirse tan deprisa como los bulos y las mentiras malintencionadas. Cuando se trata de una información capaz de generar cierta alarma social, los problemas ocasionados pueden ser más que notables. Así lo demuestra un caso acaecido en Malasia en los últimos días.

El blog Viral Thread nos ofrece los detalles de una anécdota que, como una bola de nieve rodando montaña abajo, fue creciendo y ganando notoriedad hasta el punto de requerir la intervención de las autoridades. La mecha la encendieron unas fotografías difundidas a través de Facebook, acompañadas de un estremecedor relato. Las imágenes muestran una rara criatura de pequeño tamaño, una especie de cachorro mitad humano y mitad felino. La publicación no tardó en hacerse viral.

Las personas que compartieron estas fotos en redes sociales aseguraban que la alimaña había sido encontrada en algún lugar del estado malasio de Pahang, arrastrándose sin rumbo por las calles. No sólo eso, sino también que había sido trasladada a un laboratorio para practicarle análisis y determinar de qué se trataba exactamente. Seguramente estés pensando que nadie en su sano juicio se creería una historia semejante... pero así fue. Cientos de personas dieron credibilidad a los documentos.

Tanta popularidad alcanzó el bicho que las fuerzas del orden estimaron oportuno hacer una declaración pública al respecto. El jefe de policía de Pahang, Datuk Rosli Abdul Rahman, salió a la palestra para desmentir el bulo de manera tajante. «Estas imágenes han sido descargadas de Internet y compartidas en las redes sociales, hablando de un descubrimiento realizado en Pahang. Espero que el público deje de difundir falsas noticias sobre este supuesto hallazgo», explicó el oficial.

Para desilusión de quienes tenían interés en la criatura y tranquilidad de quienes la temían, no es otra cosa que un muñeco de silicona que alguien trataba de vender a través de la red. Se supone que es una maqueta de un cachorro de hombre-lobo, pensado para amantes de este personaje de ficción. El caso nos recuerda al del aterrador becerro con «rostro humano» que es adorado como un dios en India, otra extraña bestia de la que ya te hablamos en esta sección.