Diez maneras de usar el enjuague bucal que jamás habrías imaginado

Este producto puede servir para mucho más que para cuidar la salud de tu boca

MadridActualizado:

Mantener nuestra boca en buen estado exige cuidados diarios; y para ello, además de utilizar con frecuencia el cepillo de dientes, podemos recurrir al enjuague bucal como complemento. Pero quizá no sepas que alguno de estos productos puede servir para un montón de cosas más. En el blog Little Things nos descubren unas cuantas formas de usar el colutorio Listerine que nunca se nos habían pasado por la cabeza.

En realidad, este enjuague creado en 1879 no se concentró en la higiene bucal hasta después de 1970. Hasta entonces era empleado con múltiples y variados fines gracias a su composición, que incluye elementos como alcohol, tomillo o eucalipto. Por ejemplo, si vas a depositar en tu cubo de basura algo que desprenda olores potentes, puedes poner antes una servilleta empapada en este líquido. Verás cómo el hedor se reduce considerablemente aunque tardes varias horas en cambiar la bolsa.

También hay quien utiliza este colutorio para combatir el acné, aplicándolo sobre la piel del rostro con ayuda de un poco de algodón. En ciertos casos, los resultados pueden ser incluso mejores que los obtenidos con una crema especializada. Este mismo método es válido para usarlo como desodorante en caso de emergencia, por extraño que parezca. Su frescura y su capacidad para combatir malos olores le garantizan una eficacia asombrosa.

Aplicado sobre las picaduras de mosquito, el enjuague logra aliviar la picazón en pocos segundos. Si lo mezclas con un poco de vinagre y bañas tus pies en esta preparación durante media hora, comprobarás lo bien que funciona como remedio contra los hongos de las uñas. Prueba a masajear tu cabello con el colutorio y después aclara con abundante agua: te ayudará a conseguir que la caspa desaparezca. De hecho, el Listerine fue en su día comercializado específicamente como antídoto contra la caspa.

La pantalla de tu ordenador o de tu televisor brillará como si fuese nueva si la limpias con este líquido, aunque también puedes usarla para dejar reluciente tu cuarto de baño. Si quieres asegurarte de que no hay bacterias en tu cepillo de dientes, sumérgelo en enjuague durante algunos minutos. Como puedes observar, se trata de un producto de lo más versátil... tanto, que no falta quien lo mezcla con champú para bañar a su perro, garantizando así higiene y buen aroma en el pelo del animal.