El Recreo

La despiadada venganza de un alumno contra el profesor que le humilló

El docente se negó a prestarle un bolígrafo en su último examen y el estudiante no escatimó esfuerzos para vengarse

BITÁCORAS - Actualizado: Guardado en: El Recreo

Las relaciones entre profesores y alumnos son complejas desde siempre. Tantas horas de roce e intercambio de pareceres durante meses o incluso años, en un espacio tan pequeño como un aula, pueden generar simpatías y antipatías casi a partes iguales. Por eso es común que un maestro se convierta en buen amigo para un estudiante; o al contrario, que lleguen a ser poco menos que enemigos. El último ejemplo de esto último, una increíble historia de venganza cargada de crueldad, lo hemos encontrado en la red social de preguntas y respuestas Quora.

Un usuario anónimo, presuntamente el estudiante protagonista del relato, es quien ha compartido los detalles del caso en un post que se ha hecho viral. Según su versión, las tiranteces entre el docente y él fueron manifiestas casi desde el primer día. «Trató de ponerme en ridículo varias veces haciéndome preguntas cuando no estaba prestando atención, pero siempre sabía responder y nunca fui irrespetuoso con él», explica. No era ni mucho menos el ojito derecho del profesor, sin que esto le supusiera un problema hasta el día del examen final.

En cuanto tomó asiento en su pupitre, el estudiante se dio cuenta de que su bolígrafo se había quedado sin tinta. Las normas le prohibían hablar con sus compañeros, así que levantó la mano y preguntó al profesor si podía dejarle uno. «¿Vienes a examinarte sin bolígrafo? ¿Por qué te molestas en venir?», reprendió el maestro, «es culpa tuya si has sido descuidado. Si eres tan listo, haz el examen sin bolígrafo». No sólo no le permitió tomar uno prestado, sino que permaneció mirándole en actitud provocadora, siempre según el testimonio del alumno.

El joven, que asegura que había preparado a conciencia el examen, pasó un mal rato agobiado por la incertidumbre, consciente de que era el centro de las miradas en el aula y pensando que suspendería. Finalmente, otro de los profesores presentes le autorizó a pedir un bolígrafo a otro estudiante. Pudo completar la prueba y la superó, pero eso no calmó su rencor hacia el docente. Tras presentar reclamaciones ante la dirección del centro, sin que sus quejas sirviesen para que el profesor fuese sancionado, decidió buscar algún punto flaco en su vida personal.

Rastreó su nombre y apellidos, sus comentarios en redes sociales y su historia profesional, sin encontrar absolutamente nada. Tras horas de búsqueda y a punto de arrojar la toalla, utilizó su dirección de correo electrónico para obtener más resultados. Así fue como llegó a una página de contactos y dio con mensajes del profesor solicitando abiertamente la compañía de prostitutas. Dio el chivatazo a un medio de comunicación local y la presión de la opinión pública hizo el resto: el maestro fue despedido y, según sus compañeros de trabajo, ha terminado divorciándose de su esposa.

«Es una historia real de venganza despiadada, implacable, egoísta y rencorosa. Soy consciente de que me criticarán y no me importa», afirma el alumno, que completó su 'vendetta' enviando un mensaje a su archienemigo. «Ahora comprendo la importancia de la lección que trataste de enseñarme. Si hubieses escuchado tus propias palabras... es culpa tuya si has sido descuidado», escribió, sin recibir respuesta. Una revancha incluso más dura que la última de la que te hablamos en esta sección, la que llevó a cabo un hombre contra el compañero que le hizo 'bullying'.

Toda la actualidad en portada

comentarios