La curiosa explicación detrás de los espasmos que sufres al dormirte

¿Nunca has sentido temblores o tenido la sensación de que caes cuando estás a punto de quedarte dormido?

Actualizado:

Unas veces ocurre cuando estamos cabeceando, a punto de quedarnos dormidos; otras es un sobresalto en mitad de la noche. La mayor parte de la gente ha padecido más de una vez esta especie de temblores que provocan que nos despertemos súbitamente, a menudo con la sensación de estar cayendo al vacío. La ciencia tiene una explicación y un nombre para este fenómeno: son los conocidos como espasmos mioclónicos o hipnagógicos.

Se trata de uno de esos pequeños enigmas del día a día para los que no siempre tenemos respuesta. En el blog Live Science encontramos algunas aclaraciones. En esta bitácora se apunta que entre un 60% y un 70% de la gente ha experimentado alguna vez estas sacudidas, aunque no todo el mundo llega a despertarse por completo al sufrirlas. De hecho, es relativamente común que no se recuerde lo sucedido a pesar de abrir los ojos durante unos instantes.

Pero, ¿por qué se producen los espasmos mioclónicos? ¿Hay personas más propensas a ellos? Existen varias teorías que tratan de arrojar luz sobre este curioso asunto. Algunos científicos consideran que factores como la privación del sueño, la ansiedad, la fatiga, la angustia o el abuso de la cafeína pueden incrementar la frecuencia y la severidad de los temblores. En este sentido, hay estudios que demuestran que una breve siesta diaria puede contribuir enormemente a mejorar la sensación de bienestar y reducir el estrés.

Otra de las explicaciones propuestas señala que los espasmos se producen debido a pequeños 'fallos' de nuestro sistema nervioso en el tránsito del estado de alerta al sueño. E incluso hay una teoría, acaso rebuscada, que los identifica con un antiguo reflejo primate: un exceso de relajación muscular podría conllevar indefensión, por lo que la mente reacciona de forma 'automática' activando algunas alarmas para recuperar la tensión.

En determinadas circunstancias los temblores pueden ser una reacción a un estímulo externo, como una luz o un ruido. En los casos más acentuados se sufren pequeñas alucinaciones al mismo tiempo, como la mencionada sensación de caída. Si sufres espasmos mioclónicos de manera constante, intenta mejorar la calidad de tu descanso: aquí tienes cinco trucos 'científicos' que debes probar si te cuesta conciliar el sueño.