Real Madrid

Zidane tiene la plantilla rematada

El técnico francés pidió un ariete, pero Cristiano cumple esa misión. Y no hay jugadores que mejoren los que hay, salvo que se pague lo que no valen

Zidane tiene la plantilla rematada

El equipo a batir por todo el mundo se plantea quedarse con la plantilla actual para defender sus títulos y no realizar más fichajes. Ceballos, Theo, Marcos Llorente, Vallejo y Mayoral son las noevedades del campeón de Europa, que ha buscado la eficacia y ha descartado contratar jugadores con mucha estrella y poca regularidad. Esa es la política que define al Real Madrid. Y con ese ideario es muy difícil que venga otro refuerzo al club, porque es casi imposible mejorar el rendimiento de los veintitrés hombres que integran hoy la plantilla.

El entrenador exigirá a los jóvenes suplentes de oro que tengan la capacidad de cubrir varias posiciones para ganarse más minutos
Zidane solicitó hace tres semanas la llegada de un delantero centro que supliera el adiós de Morata, pero el mercado no ofrece un ariete de verdad que marque treinta goles por temporada. El Real Madrid considera que Cristiano cumple esa función perfectamente. Lo ha hecho en realidad desde agosto de 2009. La diferencia es que ahora se sitúa paulatinamente un «nueve» verdadero, en el medio del área. Y no hay mejor rematador en el mundo que él.

Sustituir a Danilo con un suplente que presione la titularidad de Carvajal era otro objetivo del entrenador. Será Nacho quien ejerza esa misión de duplicar sus misiones como central y como defensa derecho. «Hay que dar más partidos a los hombres que tenemos». Es el análisis final que hace el club tras conseguir la Supercopa de Europa. Es la filosofía que piensa aplicar Zidane: dar juego a los suplentes de oro que forman el banquillo madridista. Para ello exigirá a sus hombres la capacidad de ser polivalentes en sus cometidos, con el fin de poder cubrir con cada futbolista varios puestos del esquema.

Diez talentos jóvenes

Isco, Ceballos y Asensio pujarán desde ahora por ser los sustitutos de Kroos, que tendrá más descanso que nunca. Isco y Asensio lucharán también por entrar en el 4-4-2 cuando falte algún titular de la BBC. Lucas será el relevo de Bale. Borja Mayoral entrará por Benzema en algunos encuentros. Theo Hernández, superlativo por su buen fútbol, dará mucho descanso a Marcelo. Y Marcos Llorente concederá asueto a Casemiro, quien junto a Cristiano, Marcelo, Kroos y Ramos formó hasta la temporada pasada el quinteto de titulares más difíciles de relevar.

Acorde con esa planificación general, Kovacic dará muchos respiros a su compatriota Modric, el primero en el Camp Nou el domingo. Vallejo deberá ganarse la confianza del técnico para competir con Nacho y ser el central alternativo que siente en diversas ocasiones a Varane y a Ramos, pues el canterano ya ha demostrado que puede ejercer de lateral y de «stopper» sin problema. Dani Ceballos también tendrá que dar un salto adelante para pelear con Isco y Asensio por integrarse en el ataque y en el centro del campo en distintas misiones. Y Mayoral ha de convencer para confirmar que puede ser un «nueve» del equipo blanco y quedarse en el seno de la plantilla. «La diferencia de estar en el Real Madrid o en otro sitio es que aquí siempre hay que jugar bien, se exige regularidad y saber cubrir varias posiciones con eficiencia», señala un profesional del club.

El responsable del plantel quiere que estos diez hombres se ganen su fe para descartar fichajes. Será mucho mejor para ellos demostrar que no se necesitan refuerzos específicos en un puesto, porque jugarán más y llevarán al límite la idea de la rotación constante que define el éxito de «Zizou» en el Real Madrid. De ellos depende. En un conjunto que tiene un once titular, diez jóvenes talentos optan a cambiar toda la alineación. Es el reto que el francés les impone como alimento de su ilusión.

En la programación de plantilla que Zidane ha llevado a cabo con los dirigentes de la entidad, la baja de James se cubre con Ceballos, el adiós de Morata lo borra Cristiano, el traspaso de Danilo queda anulado con el multiusos de Nacho, el lugar de Pepe lo ocupa Vallejo, el sorprendente Marcos Llorente viene a relevar a Casemiro y la cesión de Coentrao está olvidada con la feliz confirmación de Theo. Mayoral es una opción ofensiva extra.

Dos hombres por puesto

El club madrileño medita por todo ello que no son necesarias más adquisiciones, pues cada posición tiene dos jugadores para ocuparla y en muchos casos tres. Es lo que pretende Zidane, que haya incluso tres futbolistas en la puja por un puesto. El objetivo es que ni siquiera el sustituto natural sea suficiente para que el teórico titular mejore en su intención de ganar el duelo de la competencia interna. El marsellés quiere más.

Con esos diez jóvenes en combate por jugar, el campeón no busca refuerzos. Al menos de momento. Si la Supercopa de España y las dos primeras jornadas ligueras dejan alguna duda, el mercado estará abierto hasta el 31 de agosto. «Ya se sabe que en el fútbol las cosas cambian rápidamente si sucede alguna cosa que varía lo planificado», advierte otro profesional experimentado de la entidad.

Han comprobado ustedes que hemos analizado todos los puestos del Real Madrid menos el de guardameta. La portería no se discute. Se encuentra bien cubierta con Keylor y con Kiko Casilla. El entrenador cree en el costarricense. Fue clave en la victoria de Macedonia con sus paradas.

La mejoría de Varane en el eje de la defensa, el paso adelante de Benzema y la continuidad en el rendimiento de Kroos, Casemiro, Modric e Isco fueron noticias que optimizaron el balance de situación del campeón de Europa en el estreno de la nueva temporada oficial. Zidane tocó la fibra de esta eficacia: «Los jugadores tienen más ganas de títulos». Calidad la poseen toda. El secreto es la ambición. Sin ella no se consiguen los éxitos.

Toda la actualidad en portada

comentarios