Es Noticia
Volverte a ver

Un hombre se declara ante toda España y la chica le dice que está enamorada de otro

Ocurrió en la tercera de las cuatro historias que ofreció la primera entrega de «Volverte a ver», el programa presentado por Carlos Sobera

Juan y «Nasa», protagonistas ayer en «Volverte a ver»
Juan y «Nasa», protagonistas ayer en «Volverte a ver» - TELECINCO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Ya se sabe que muchas veces, la realidad supera a la ficción. Ayer por la noche, en el estreno del programa «Volverte a ver», la nueva apuesta de Telecinco con Carlos Sobera al frente, se pudo ver un nuevo ejemplo de ello. El espacio, un híbrido entre «Sabor a ti», «Hay una cosa que te quiero decir», «Sorpresa, sorpresa» y «Hay una carta para ti», no dejó indiferente a nadie y en él los espectadores vivieron un acontecimiento de lo más surrealista.

Ocurrió en la penúltima de las cuatro historias que el nuevo formato de Mediaset ofreció en la noche del jueves. Hay que recordar el funcionamiento del mismo: una persona, el «buscador», manda a un «emisario», colaborador del programa, a por su «buscado», al que el «emisario» entrega un objeto simbólico sin desvelar la identidad del «buscador». En ese momento, el «buscado» decide si acude o no al programa en compañía del objeto para ver quién es quien quiere encontrarle y qué quiere decirle.

En esta historia en cuestión, Juan, un cocinero mallorquín, quería declararle su amor a Nazarena, «Nasa», la chica de la que está «enamorado hasta las trancas» y a la que conoció trabajando en un restaurante, como contó en el programa. Con ella, aseguró, tiene una «relación especial» y quería «convertirla» en su «novia». Carlos Sobera, incluso, afirmó que era «la chica con la que Juan se acostaba», pero con la que quería formalizar su relación.

«Nasa» acudió al programa tras recibir el objeto simbólico, una cubitera. En un primer instante, pensaba que era su jefe quién se lo enviaba, pero no fue así y cuando llegó al plató y pudo ver, en compañía de Sobera, las primeras imágenes de Juan (sus ojos), su expresión facial cambió totalmente. «¡Madre mía!», espetó, entre risas. «¿Qué hago? ¡Le veo todos los días!», agregó.

Un paso atrás

Tras ello, y entre risillas nerviosas, Juan le echó valor. «Creo que la cubitera significa algo en lo que hemos trabajado los dos juntos. Te quiero y para mí significas bastante. Sabes que siempre te he apoyado y que siempre que has necesitado algo, te he apoyado. Conmigo tienes un apoyo para lo que quieras y me gustaría poder empezar algo contigo», reconoció.

Sin embargo, en ese instante el rostro de la chica volvió a cambiar, mientras comenzó a negar con la cabeza. El chico trató entonces de recular, pero era tarde: «No como pareja, pero algo para conocerte mejor de lo que te estoy conociendo ahora».

El propio Sobera, «preocupado» por los dos puso en liza el paso atrás del joven. «Tengo la sensación de que cuando ha llegado el momento, no has sido todo lo valiente que yo esperaba. Has reculado», le dijo, antes de hacer partícipe de la conversación a «Nasa». «Has hecho un gesto de "no" cuando él decía: "Conocernos mejor". ¿Qué pasa?». La chica fue clara. «Él lo tiene claro. Para mí es un amigo y ya está. Le quiero mucho, pero para nada más».

Sobera se mostró extrañado ante su respuesta, dadas las referencias que Juan le había dado acerca de su vínculo emocional. «No tenemos ninguna relación. Yo se lo he dejado claro. Él ya me lo había dicho (que quería empezar algo), pero no». Sobera siguió tirando del hilo y cada vez se le veía a Juan más nervioso. «Nasa» prosiguió. «A ver... ha habido algo, pero ya está. Tuvimos una conversación y quedó todo claro. Yo no le veo como algo más».

Tras ello, el presentador instó al cocinero a que diese un paso al frente y le propusiera formalmente sus intenciones de convertirle en su pareja. «Que no me lo diga...», expresó la joven, con cara de circunstancias. Sin embargo, ante la insistencia de Sobera, el joven le echó valor: «¿Te quieres venir conmigo a Mallorca?». «Como amigos, sí. Como novios, no», espetó «Nasa».

Posible retorno a «First Dates»

Su actitud despertó todavía más la intriga del conductor, que fue más allá. «Perdóname, pero... ¿estás enamorada de otra persona?», le preguntó, para sorpresa de la joven. Una vez más, su cara cambió por completo. «A ver... la verdad que sí. He conocido a una persona. No le he dicho nada porque sé que (Juan) tiene sentimientos hacia mí y porque estas cosas no las hablo con él». «¿Estás enamorada?», le preguntó Sobera. «Sí», dijo ella.

Juan, por su parte, se mostró frustrado ante el reciente descubrimiento, aunque reconoció que tenía constancia de que podía haber una tercera persona. «Algo me esperaba», dijo, fundamentándose en que «la última semana» encontraba a la chica más distante.

Sobera, no obstante, trató de animarle y le propuso un nuevo reto, relacionado con el otro programa que presenta en Mediaset. «¿Te acuerdas de que estuviste en "First Dates"?. Igual es el momento de que vuelvas», le aconsejó al cocinero... al que incluso se le cayó el móvil al suelo mientras abandonaba el plató.

Pinche aquí para ver el vídeo completo del encuentro entre Juan y «Nasa», en la web de Telecinco.