Supervivientes

Nuevos equipos, nueva ubicación y una nueva expulsada

Cielo e infierno se reinventan para dar el pistoletazo de salida a una etapa renovada del reality de aventuras

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

«Supervivientes» entra en una nueva etapa. Tras una primera unificación de los equipos, el programa de aventura de Telecinco volvió a separar a sus concursantes en dos grupos: cielo e infierno. El primero está situado en una isla en la que abundan los peces, hay ciertas comodidades para sus inquilinos y dispone de zona comedor con fruta fresca. Por el contrario, la segunda está en un terreno más hostil en el que además se encuentra el zombi.

El público ha sido el encargado de dividir a los concursantes en dos equipos mediante una votación telefónica que se puso en marcha este jueves. Las nuevas ubicaciones en las que residirán los concursantes, y los miembros que formarán parte de cada uno de ellos, serán determinantes en el desarrollo del concurso en su nueva etapa.

Tal y como decidió la audiencia, a partir de ahora Edmundo, Kiko, Alba Carrillo, Paola, Leticia Sabater e Iván formarán parte del equipo infierno. Por tanto, Gloria Camila, José Luis, Laura Matamoros, Juan Miguel y Alejandro serán parte del denominado «cielo». De esta forma, el público separa a la pareja formada por Gloria y Kiko, los últimos concursantes que continúan en el programa de todos los que llegaron acompañados.

Mientras los participantes de «Supervivientes» se preparaban para lo que les iba a tocar vivir a partir de este jueves, Raquel era expulsada en una votación en la que compartía nominación con Juan Miguel e Iván. La «Melli» estaba deseando abandonar el programa desde que su hermana Bibi se marchó hace unos días y el público ayudó a la concursante cumplir su sueño de volver a España.

Tras la expulsión, los concursantes iban nominando y decidieron que Paola y Leticia Sabater fueran las nominadas del equipo infierno, y Gloria Camila y José Luis del cielo.

Paola vs. Gloria Camila

Antes, los aventureros se enfrentaron a una nueva prueba de recompensa que ponía en juego una suculenta cena compuesta por un chuletón con verduritas a la plancha y un donut de chocolate.

Para hacerse con un lugar en la mesa donde se encontraba la recompensa, en la que solo 6 de los 12 aventureros podía sentarse, el programa propuso una lucha cuerpo a cuerpo sobre una plataforma en el mar de la que solo uno podía ganar.

Todos fueron enfrentándose por parejas, excepto Alba Carrillo que no podía meterse al mar tras sufrir una quemadura en su pie. En su lugar, y por decisión de la concursante, Gloria Camila se enfrentó a Paola y resultó ganadora en su juego.

La italiana no vio con buenos ojos que Gloria Camila no se dejara ganar para facilitar que ella pudiera recibir la recompensa en vez de la modelo. Antes de subir a la plataforma en el mar, Paola pidió a Gloria que se dejara ganar y ésta no atendió a su ruego.

«Tú sabes que llevo tres semanas sin comer», espetó la italiana a la hija de Ortega de Cano que tan solo se limitaba a escuchar y a pedir que la dejaran disfrutar de su filete.

comentarios