Es Noticia
Supervivientes

Un periodista humilla en directo a Leticia Sabater: «Por aquí ya no paso»

Sandra Barneda le afeó al periodista haberle quitado la peluca a su compañera en pleno directo

Leticia Sabater en Supervivientes con la peluca de la discordia - TELECINCO / Vídeo: A Leticia Sabater le arrancan la peluca
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Tras arrasar en su estreno con casi 3 millones de espectadores (26,5% de share) llegó este domingo «Supervivientes 2018: Conexión Honduras», programa de debate que moderará Sandra Barneda, rodeada en esta primera entrega de un plantel de colaboradores integrado por Nagore Robles, Lydia Lozano, Isa Pantoja, Alejandro Albalá, Gloria Camila, Kiko Jiménez, Alba Carrillo, José Luis, Laura Matamoros, Lucía Pariente, Leticia Sabater, Iván y Juan Miguel.

El programa, que mantiene una constante conexión con Lara Álvarez desde Honduras, abordó en detalle las primeras reacciones de los supervivientes tras la formación de los dos equipos a cargo de los dos capitanes, Maestro Joao y Logan Sampedro; sus sensaciones tras conocer los dos enclaves (el lado civilizado y el lado salvaje) en los que deben pasar los primeros días; y el ambiente generado tras la elección de Melissa Vargas e Isabel Castell del «Lado Civilizado» y Mayte Zaldívar y Saray Montoya del «Lado salvaje» como las primeras nominadas.

Primer juego de recompensa

A lo largo de la noche, el programa dio la oportunidad a las cuatro nominadas de emitir alegatos en defensa de su continuidad en el concurso. Además, los supervivientes se enfrentaron al primer juego de recompensa con un espectacular reto que puso a prueba su habilidad.

Aunque el programa empezó hace solo unos días, los tertulianos invitados ya tienen muchas cosas que decir y muchas ganas de decirlas. Así pues, el debate tuvo varios momentos de tensión entre los tertulianos. Especialmente arisca fue la discusión entre Sabater e Ignacio Montes, por una broma de este último sobre la peluca de la cantante que no gustó nada.

Leticia llevaba desde el comienzo del programa apoyando a Logan, el líder del grupo que está ahora en el Lado Civilizado. Montes no compartía la opinión de su compañera sobre el concursante, y además de contradecirle le arrancó la peluca que llevaba puesta la artista. «Por aquí ya no paso, esto no se puede hacer...», se indignó Sabater, ya sin peluca.

Sabater se levantó de su puesto e hizo amago de marcharse de plató pero la presentadora la convenció de lo contrario. «Quien lleve peluca que se la agarre bien», dijo en un comienzo Barneda, aunque luego matizó sus palabras. «El gesto y el espectáculo ha sido nefasto...Eso no se hace, Nacho. Faltas de respeto ni una más». Montes, llamado al orden, se disculpó con su compañera.

Una vez relajados los ánimos, el programa continuó y dieron paso a la prueba de recompensa. Los dos equipos compitieron para conseguir mejores condiciones de vida en la playa. Los aspirantes tuvieron que trepar por una red para recoger anillas que luego podrían canjear por comida. El equipo civilizado, encabezado por Logan, resultó ganador de la prueba y se llevó a su lado de la playa la mayoría de la comida.

El equipo salvaje, que hasta el momento no acumula más que derrotas, fue además sancionado por hacer trampas. Las normas del programa prohíben utilizar el papel higiénico para encender fuego, por lo que el equipo ha sido doblemente sancionado: se quedaron sin papel higiénico y sin fuego.

Uno de los temas de los que se habló varias veces a lo largo de la noche fue de la posibilidad del surgimiento de un romance entre Logan y Sofía. Ella fue muy clara: «Eres el hombre perfecto. Si no tuviese novio te pediría matrimonio». El novio de la concursante estuvo el domingo en plató asegurando que «confío plenamente en Sofía», una confianza que no compartían los contertulios. «¡Qué no te quieres enterar, Logan te la va a a quitar!», se burlaban de él. Desde el programa quisieron darle la palabra al público, y más del 80% creía que Logan y Sofía serán la primera pareja de la isla. Habrá que ver si es cierto eso de que el cliente siempre tiene la razón.