Es Noticia
La Voz Kids

La «saga» de un niño de 7 años a Rosario en el estreno de La Voz Kids

Rosario animó al niño a Steven a cantar una de sus canciones y el niño tuvo que admitir que no se sabía ninguna

El pequeño Steven se ganó el corazón de Rosario
El pequeño Steven se ganó el corazón de Rosario - TELECINCO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

De un modo un tanto abrupto e inesperado, sin apenas promoción por parte de Telecinco, el canal de Mediaset ha estrenado este lunes la cuarta edición de La Voz Kids. Como viene siendo habitual en este formato, el jurado está formado por tres miembros de lujo: Melendi, Rosario y Antonio Orozco. Los tres veteranos artistas afrontaron este lunes la primera sesión de las audiciones, en la que quedaron fascinados con el talento de los niños que pasaban por el escenario.

Los tres jueces supremos están sentados en sus butacas, de espaldas al escenario, y no le ven a la cara a la persona que está cantando. Solamente si su voz les cautiva hasta el punto de querer tenerla en su equipo, para afilarla y sacarle todo su potencial, los miembros dle jurado pueden apretar el botón rojo, darse la vuelta y mirar al talento a los ojos.

Además, esta edición de La Voz Kids ha introducido en el formato una novedad a nivel mundial. Aparte de los tres miembros del jurado, el programa introduce la figura del «super coach», que será ni más ni menos que David Bisbal. Sus funciones serán vitales en el transcurso del programa, pues tendrá en su mano elegir a los concursantes que llegarán a la fase final. Tras el multitudinario proceso de selección, un centenar de jóvenes aspirantes consiguen franquear la primera puerta y llegar a la fase de las audiciones. De todos ellos, 72 se unirán a uno de los tres equipos, capitaneado por cada uno de los miembros del jurado, formado por 24 aspirantes cada uno.

Como siempre que hay niños de por medio, la diversión estaba asegurada. Melendi, Rosario y Orozco no pararon de reírse en toda la noche y de disfrutar con las ocurrencias y la gracia de los pequeños. En el plano musical, la noche fue brillante y los jueces no podían creer que niños tan pequeños fuesen capaces de cantar con tanto talento y elegancia.

Uno de las actuaciones que más sorprendió al jurado fue la de Steven, un niño de 7 años que padres colombianos que lleva la música y las rancheras en las venas. En cuanto empezó a cantar, los jueves se miraron, partiéndose de risa por la rotundidad de la voz del pequeño. No se lo podían creer. Poco antes de que su canción terminase, Orozco, Melendi y Rosario habían pulsado el botón para llevárselo a su equipo. Steven no lo dudó mucho, y se decantó por el juez que más ilusión había mostrado: Rosario.

La cantante, eufórica, corrió a abrazar al niño, a decirlo lo bien que cantaba y lo bien que lo iban a pasar en el mismo equipo. Llevada por la pasión, le preguntó si conocía alguna de sus canciones, y Steven contestó que conocía una. «¡Pues vamos a cantarla juntos!», se emocionó Rosario, que ya había cogido un micro para empezar. Steven, un tanto abrumado y avergonzado, tuvo que reconocer que «no me la sé muy bien, la conozco y me gusta, pero para cantarla...». Rosario no pudo sino echarse a reír, lo mismo que estaba haciendo todo el mundo en plató, y abrazar de nuevo al niño antes de dejarlo marchar con su familia.