«Chester»

Risto Mejide: «Los entrevistados saben a lo que vienen, a abrirse en canal»

El presentador regresa a Cuatro para debatir sobre «grandes cuestiones de la vida» en «Chester»

Risto Mejide, preparado para la nueva temporada de «Chester»
Risto Mejide, preparado para la nueva temporada de «Chester» - MEDIASET
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Si en su primera etapa fue «Viajando con Chester» y en la segunda «Chester in love», el sofá más popular de la televisión, que acompaña a Risto Mejide, regresa este domingo (Cuatro, 22.00) con un título abreviado: «Chester». «Volvemos a crear ese entorno de conversación para que dos personas hablen e intercambien ideas, pero hemos vuelto a un plató», explica Mejide.

Jordi Mollá, Santiago Segura, Alba Carrillo y Pamela Anderson, entre otros, llegan tras haber cumplido con la única exigencia del presentador: «Tienen que ser valientes», asegura Risto Mejide. «Saben a lo que vienen, que se van a abrir en canal». Cada domingo, hasta tres personajes conocidos en diversos ámbitos hablarán y reflexionarán sobre un mismo tema. «Distintos puntos de vista, a veces contradictorios y otras complementarios, crearán una reflexión de una misma cuestión».

Los invitados se sentarán en el Chester para debatir sobre «grandes cuestiones de la vida», como los sueños y la muerte, la feminidad y la masculinidad, la belleza, la libertad, la verdad o la mentira; sin embargo, también tratarán temas relevantes en el presente como el concepto «España». «El Chester es un termómetro de la sociedad, no eludimos la actualidad. Simplemente queríamos que fuera atemporal, que podamos verlo dentro de once años y siga teniendo sentido».

«Chester» comenzará hoy por el miedo, un sentimiento que paraliza y condiciona, pero que a la vez es el paso previo a la valentía. Para hablar de él, estarán los periodistas María Teresa Campos y Antonio Pampliega.

No solo cambia la temática de «Chester», también es más maduro. «Se ve en que tiene una edición más en bruto, sin cortes. Cada vez hay menos rebeldías inemitibles de Risto», confiesa Óscar Cornejo, director y productor ejecutivo del programa, junto con Adrián Madrid. «En ocasiones él no manejaba toda la información y hacía preguntas que no debería», aclara. Mejide llegó a hacer demasiadas entrevistas en un mismo día, hasta cuatro. Su equipo le preparaba un dossier, pero hubo veces que esa información se desordenó en el cerebro del presentador. «Una vez le pregunté a un invitado qué tal en Roma y él nunca había estado allí… cosas así», cuenta entre risas.

Risto Mejide vuelve con gafas oscuras, como hace once años en la primera edición de «OT», y barba. «Mi madre me ha dicho que estoy más guapo y quería complacerla», cuenta el presentador. Sin embargo, asegura que del Risto que se ocultaba tras unas gafas aviador queda poco: «Hemos cambiado los espectadores y yo. Si ahora hiciese alguno de los comentarios que hice… No me lo permitirían». Ahora, prefiere preguntar que afirmar: «Antes, iba con bates de béisbol; ahora, voy con agujas de acupuntura».

comentarios