Noticias de Televisión

¿Quién es Javier Roche, el presentador de «A cara de perro» acusado de violencia de género?

El exboxeador, más conocido como el «Rey Chatarra», pasó la noche en el calabozo tras ser imputado por un delito de malos tratos a su expareja

¿Quién es Javier Roche, el presentador de «A cara de perro» acusado de violencia de género?

«A cara de perro», el programa contra el maltrato animal de Cuatro presentado por Javier Roche, daba la sorpresa el pasado jueves logrando alcanzar en su estreno un estupendo 10% de cuota de pantalla. Sin embargo, la alegría duró poco tiempo. Esa misma tarde, los Mossos d'Esquadra detuvieron al «Rey Chatarrero», apodo del presentador, acusado de un delito de violencia de género, tal y como recoge «La Vanguardia».

Al parecer, según explican fuentes policiales al rotativo catalán, Roche se presentó en casa de su expareja y comenzó a amenazarle y a insultarle. Aseguran incluso que «llegó a destrozar el piso» de la mujer. Sobre Javier Roche no pesaba ninguna orden de alejamiento, según los Mossos, hasta que su expareja lo denunció el martes. Fuentes consultadas por el diario catalán aseguran que Javier Roche habría subido a internet una serie de videos de contenido pornográfico con su expareja sin el consentimiento de ella. Las autoridades ya han hecho los requerimientos necesarios para que las grabaciones sean retiradas de internet.

Sin embargo, el arresto quedó en nada y ahora se encuentra libre y sin cargos, pero ¿quién es el «Rey Chatarrero»?

Un rey con antecedentes penales

Este barcelonés de 35 años con el cuerpo lleno de tatuajes ha seguido con el negocio familiar y por el que recibe el nombre del «Rey Chatarrero»: el de la chatarra. Además, posee un local de boxeo llamado «Chatarras Palace». Desde años entrena allí a jóvenes sin recursos que buscan una salida a su situación de marginalidad y que ven en este deporte una alternativa. Quiere evitar que esos muchachos, a los que apoda «cachorros», comentan los errores que el cometió: «Para mí ser el 'Rey Chatarrero' significa ser buena gente, querer y respetar a tu madre, hacer el bien, ayudar a quien lo necesite y estar en contra de los abusones».

En su pasado hay luces y sombras. Ha conseguido mantener el negocio familiar a flote, sin embargo, también cuenta en su historial con una estancia en prisión por delitos menores. «Cuando me metieron en la cárcel me hicieron un favor. Vi que este no era mi sitio y que, si me centraba en el boxeo, no volvería allí. A más boxeo, menos peleas», confiesaba «El chatarrero» a Cuatro.

«A cara de perro» no el primer programa en el que vemos a Javier Roche en la televisión. Ya apareció en un reportaje de «Callejeros» bautizado «El club de la lucha», donde mostraban los combates entre sus «cachorros», quienes pelean libremente a cambio de una pequeña compensación económica, tanto para el vencedor como para el que pierde con honra. Los vídeos de estas peleas tuvieron una gran repercusión en Cataluña cuando fueron publicados en YouTube en el perfil «Chatarrero Loko». También «Espejo Público» decidió hacer un reportaje sobre lo que ocurría en su gimnasio.

No solo ha organizado peleas, también ha participado. Javier Roche dejó el boxeo profesional en 2016 por todo lo alto. Se alzó con el título de campeón de España del superwelter al imponerse en la final a Antonio el Chato Benítez por un estremecedor KO.

Además del boxeo, su otra pasión son los animales. Tanto es así que Roche tiene en su casa hasta nueve perros de forma permanente, a los que habría que sumar los dos que posee su madre. Además, el «Rey Chatarrero» tiene a alguien que le informa de situaciones de maltrato, abandonos o graves problemas de salud. «No puedo negarle ayuda a un animal. Son seres indefensos. No puedo soportar que alguien les haga daño», afirma. Por esto, se ha convertido en un activista mediático contra el maltrato animal.

Escándalo sexual

El pasado febrero, Roche denunciaba en su cuenta personal en Facebook asegurando que un joven había estado subiendo capturas de él manteniendo relaciones sexuales con su mujer. Junto a dichas fotos aparecían mensajes como «Desde hace unos días este energúmeno subió unos pantallazos donde salía yo teniendo relaciones sexuales con mi mujer, sinceramente no me molesta, estoy enseñando a los cachorros que hay vida después del misionero, todos esos que critican no saben que sus mujeres sueñan con un chatarrero como yo! Que las toque, que las haga reír, que las haga gozar!!!!! La verdad que me estoy dando cuenta que últimamente todos los que comentan y hacen cosas así son unos putos frikis, perdedores, inútiles...».

Toda la actualidad en portada

comentarios