El PSOE lleva al Congreso la vuelta de RTVE al modelo implantado por Zapatero

Ciudadanos, que llevaba en su programa una propuesta casi idéntica, podría propiciar la derrota del PP

José Antonio Sánchez
José Antonio Sánchez - TVE
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El Congreso de los Diputados votará la próxima semana una proposición de ley del PSOE que pretende modificar el sistema de elección del Consejo de Administración de RTVE y de su presidente. La idea es volver al sistema implantado por el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero.

La propuesta del PSOE establece que los miembros del Consejo serán elegidos por las Cortes Generales (ocho por el Congreso de los Diputados y cuatro por el Senado) «entre personas de reconocida cualificación y experiencia profesional». Previamente, deberán comparecer en audiencia ante el Congreso y el Senado. El PSOE propone que la elección vuelva a requerir de una mayoría de dos tercios de la cámara correspondiente. Posteriormente, el Congreso de los Diputados debería elegir, de entre los consejeros designados, al presidente de la Corporación, de nuevo por la misma mayoría cualificada de dos tercios. Con el sistema que implató el PP en la X Legislatura era suficiente con la mayoría absoluta.

La proposición del PSOE tiene posibilidades de salir adelante, dado que el conjunto de la oposición es muy crítica con la gestión de RTVE desde 2012. Además, Ciudadanos ya registró a finales de febrero una propuesta de elección casi idéntica a la que la próxima semana se debatirá, que solo difiere de la que plantean los socialistas en el número de miembros del consejo, que Ciudadanos establece en nueve. En su propuesta, el Congreso elegiría cinco y el Senado cuatro.

Pendientes de Podemos

Desde la formación naranja confían en que el PP pueda sumarse al acuerdo porque, aseguran, «así figura en el pacto de investidura». Por contra, fuentes populares destacan que la redacción del acuerdo no supone «en ningún caso» apoyar esta fórmula. El punto 130 del pacto entre ambos partidos es, ciertamente, muy poco concreto respecto a cómo se elegiría a la dirección del ente público: «Garantizar un modelo de servicio público para RTVE basado en su independencia, calidad y neutralidad política, asegurando que la selección de sus directivos se realice a partir de criterios de profesionalidad y excelencia y que refuerce su función de vertebración social y de ventana al mundo de la cultura y la sociedad española». En el PP, ayer no se anticipaba ninguna postura más allá de su disposición a «hablar» con PSOE y Ciudadanos. Y lo que sí reivindicaban es que el actual presidente, José Antonio Sánchez, debe agotar su mandato, que expira en julio de 2018.

La clave de la votación es que Podemos apoye la proposición. Y aunque ayer fuentes del grupo parlamentario de la formación morada aseguraban que todavía no tenían definida su posición de voto, en la pasada legislatura, la fallida, Podemos presentó otra propuesta que requería esa misma mayoría de dos tercios, aunque ésta incorporaba que en caso de que el Congreso no fuera capaz de alcanzar el consenso, la elección se abriría a todos los ciudadanos mediante un sistema de televoto «para evitar reproducir situaciones de bloqueo como las ocurridas en el pasado».

Todo apunta por tanto a que el pleno dará luz verde a esta propuesta, pero los cambios no serían inmediatos. Y a partir de entonces comenzará el debate en la Comisión Constitucional, que se espera que no sea inferior a seis meses. Con lo que contando el parón veraniego nos iríamos a finales de año. Y es en el seno de la comisión donde el PP quiere escenificar su apuesta por el diálogo.

comentarios