«Primero en humanos»

Sheldon Cooper descubre el lado oscuro de la investigación científica

Jim Parsons comenta «Primero en humanos», una serie científica que emite cada lunes Discovery Channel (22.00)

Jim Parsons protagoniza la serie
Jim Parsons protagoniza la serie - DISCOVERY CHANNEL
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

«Primero en humanos», la nueva serie de Discovery Channel (cada lunes a las 22.00) retrata cómo las mentes científicas más brillantes de Estados Unidos, realizan las pruebas de los nuevos tratamientos en pacientes reales. En su versión original, Jim Parsons -Sheldon Cooper en «The Big Bang Theory». «La televisión no solo es entretenimiento, también es una ventana para mostrar la realidad y el esfuerzo de los científicos por tratar de ganar la batalla a las enfermedades. Esta serie explora las vidas de los doctores, investigadores; así como de los pacientes que, con estos ensayos, hacen posible el progreso de la medicina», explica John Hoffman, director de este programa y ganador de un Emmy por «Racing Extiction» en conversación telefónica con ABC.

«Primero en humanos» se traslada a las afueras de Washington DC donde se encuentra el campus del Instituto Nacional de Salud. Allí se encuentra un hospital, conocido como el edificio 10 o «la casa de la esperanza», dedicado en exclusiva a la investigación médica. «Aquí el espectador va a descubrir por primera vez cómo los avances médicos son probados de manera experimental en seres humanos. Son unos laboratorios de investigación de alta tecnología y allí se encuentran los mejores profesionales médicos del mundo», explica el cineasta. Se trata de un impactante documento que descubre cómo viven los pacientes que prueban estas terapias experimentales, solo aplicables a personas «que ya hayan agotado todas sus opciones que ofrece la medicina actual».

La idea para realizar este documental surgió hace quince años, cuando Hoffman rodó una película en ese mismo pabellón. «Producir este espacio no ha sido una tarea nada fácil. Lo más complicado es contar con la cooperación de los doctores, pacientes, y sus familias. ¿El motivo? Los encontramos cuando ellos son más vulnerables y es difícil que accedan a que una cámara les siga. Esta es una decisión difícil que necesita mucho trato», insiste.

John Hoffman comenta que en cierta medida «Primero en humanos» es «un canto a la esperanza». «El espectador va a encontrarse con pacientes con enfermedades muy diversas. La unión entre médicos y pacientes es absolutamente esencial para la medicina y tiene sus riesgos, ya que cada uno de estos voluntarios no solo está formando parte de la historia de la medicina convirtiéndose a la vez en un símbolo de esperanza para todo el mundo y también a su manera se convierte en protagonista de una apuesta en la que ganar equivale a vivir y perder significa la muerte», apunta el director.

comentarios