Es Noticia
Planeta Calleja

La encerrona de Jesús Calleja a Lara Álvarez

La presentadora acompaña a Calleja como copiloto en el Rally Baja 1.000 de la Baja California, la competición más larga del mundo

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Atrevida, aventurera y adicta a la adrenalina. Lara Álvarez participó junto a Jesús Calleja en el Rally Baja 1.000 de la Baja California, la carrera off road de una sola etapa más larga del mundo con 1.800 kilómetros de recorrido; se enfrenta a uno de sus mayores miedos buceando junto al tiburón ballena; es testigo del drama que viven algunas familias separadas por la frontera entre México y Estados Unidos y experimenta con la comida típica mexicana, en la nueva entrega de «Planeta Calleja» (Cuatro, 21.30).

«Tengo una sorpresa para ti», confesaba Calleja: «Vamos a competir en el rally más largo del mundo». «Estás loco», contestaba Lara. Pero, por suerte, la presentadora reflexionó sobre la propuesta del aventurero. «Me encanta el mundo de los rallies y el motor. No tengo nada de miedo a la velocidad, al revés, me atrae», explica Lara Álvarez ante el reto de participar en uno de los rallies más duros del mundo. La presentadora es la copiloto de Jesús Calleja, con el que forma parte de un equipo compitiendo en relevos con un tiempo límite de 48 horas, día y noche. ¿Conseguieron aguantar las durísimas condiciones y hacer podio? «Olvídate de comer y todo eso», aconsejaban a Lara. Pero antes de empezar la aventura, Calleja le hizo pasar un peculiar examen a la invitada: cambiar una rueda.

«Fue uno de los primeros trabajos de publicidad que yo hice. Era mi forma de sacarme un dinerillo extra», decía Lara. Sí, se refería al «Amo a Laura». Pero es a sus profesores Nieves Herrero y Jesús Hermida a quienes les debe el trabajar hoy en día en televisión. «Me exigieron que fuera a un casting para televisión para aprender y me cogieron», contaba. También la vimos contando el día a día de los deportistas más competitivos de nuestros país o hablando de motos.

En su viaje por Centroamérica conocieron la peligrosa ciudad fronteriza de Tijuana, en el extremo norte de la Península de Baja California, y se retaron probando comida picante, en el país donde la palabra «picante» adquiere todo su significado. Jesús y Lara también se convirtieron en rancheros a caballo en un lugar mágico que se dedica a rescatar equinos que han sido abandonados o maltratados. El aventurero leonés cumplió además, uno de los sueños de su vida al nadar junto al pez más grande del mundo, el tiburón ballena, en el Mar de Cortés, una experiencia que Lara tampoco podrá olvidar. «Me da bastante miedo bañarme con un tiburón ballena, por mucho que me digan que no hace nada, va a ser un reto para mí», confiesa Lara Álvarez.

Pero la invitada también mostró su cara más hogareña. «De quien me acuerdo en los momentos especiales es de mi abuela. Es la que más me ayuda, incluso en los momentos complicados», contó tras asegurar que le falta desde hace siete años. Sin embargo, Calleja siguió preguntando por su vida sentimental: «No renuncio al amor real, renuncio al conformismo», sentenciaba Lara Álvarez. «Pase lo que pase en esa relación, twengo que ver que esa persona va a ser un buen padre para mis hijos y eso aún no lo he encontrado. Soy más que exigente, soy inconformista porque cuando me involucro lo hago al 300%», reflexionaba, mientras le decía a Calleja que tiene claro que «las segundas partes no son buenas».