Es Noticia

Las claves del sorprendente éxito de «El paisano», la última apuesta de TVE

El programa de Pablo Chiapella, a base de «humildad y sinceridad», se ha convertido en líder de audiencias en la noche de los viernes

Pablo Chiapella, en «El paisano»
Pablo Chiapella, en «El paisano» - RTVE
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Hace justo dos semanas, Televisión Española estrenaba «El paisano», su nueva apuesta para las noches de los viernes. Con el actor y cómico Pablo Chiapella al frente, conocido en España por interpretar a Amador Rivas en la exitosa «La que se avecina», la cadena pública lanzaba así un novedoso formato en el que Chiapella, «en primera persona», mostraría «de manera divertida y original, la pluralidad y riqueza de los miles de pueblos que forman nuestro territorio», como explican desde TVE.

Y de momento, el experimento les está funcionando muy bien. En su primera emisión, el programa congregó frente al televisor a cerca de dos millones de espectadores (1.990.000), un 12% del total de la audiencia que en ese momento se agolpaba frente a la pequeña pantalla, según datos de Kantar Media. El formato de Chiapella se estrenó como líder de audiencia en la noche del viernes, por delante de «Volverte a ver», el programa que presenta Carlos Sobera en Telecinco; «Los Gipsy Kings», el tele-reality de Cuatro y «La noche de Róber», el nuevo espacio de Antena 3. La Sexta, por su parte, apenas superó el millón (1.022.000) con «Equipo de investigación».

Los números de «El paisano» en su primera noche no fueron un espejismo. La semana pasada, de hecho, subieron. El programa aglutinó nada menos que a 2.108.000 espectadores, con un 13,4% de cuota de pantalla, y se convirtió en lo más visto del día en La 1. En el 'prime-time', estuvo por delante de Telecinco y su «Factor X» (1.681.000 espectadores), «Los Gipsy King» (1.431.000) de Cuatro y «La noche de Róber» (1.215.000) en Antena 3.

Las claves del fenómeno

Para entender el éxito del programa hay que atender a varios factores. Por un lado, el hecho de que a TVE siempre le ha funcionado bien cuando ha apostado por el humor en sus noches del viernes. Así lo constató durante varios años «Cruz y Raya», el espacio que presentaban José Mota y Juan Muñoz. En los últimos tiempos, el propio Mota en solitario ha hecho lo propio con «José Mota presenta...», cuya tercera temporada se estrenó el pasado mes de abril y finalizó una semana antes del estreno de «El paisano», consiguiendo una audiencia media de 1.747.000 espectadores (más del 10,5% de 'share').

Aunque sobre todo, hay que fijarse en la figura de Pablo Chiapella. Gracias a «su» Amador Rivas, el humorista se ha convertido en uno de los rostros de referencia del humor y la televisión española. Su personaje de «La que se avecina», además, es natural de la localidad ficticia de Villazarcillo, supuestamente emplazada en Albacete, ciudad en la que en la vida real nació el propio actor, en un marcado guiño de la serie de Telecinco.

Una ayuda inesperada, en ese sentido, la que ha recibido la televisión pública de la cadena de Mediaset, y que se extrapola a los marcados orígenes de Chiapella. «Para mí, el pueblo es un mundo sabio, auténtico y divertido. Ahora vivo en Madrid, pero el cuerpo me pide pueblo. Vosotros ya me conocéis, ahora me toca a mí conoceros a vosotros», presentaba el actor su programa, tal y como contó ABC.

Chiapella y sus monólogos

«El paisano» es un programa hecho desde «la humildad y la sinceridad», como explicó Chiapella a este medio. Cada semana y con la sencillez por bandera, Chiapella visita un pueblo «de menos de mil habitantes», en el que vive anécdotas de todo tipo. «He cogido cangrejos, he hecho rafting, he montado en dromedario, he ido a recolectar miel de abeja... de todo», señalaba al respecto, a este medio. Otro de los éxitos del formato es que ha logrado recuperar también la faceta de monologuista del actor, que cultivó años atrás, en sus inicios junto a su amigo Ernesto Sevilla en el canal por cable Paramount Comedy. Al final de cada viaje, el intérprete prepara un monólogo improvisado ante los habitantes del pueblo, «hecho a medida».

En el programa de esta noche, Chiapella viajará a la localidad murciana de Calabardina. Un pueblo de 169 habitantes –según datos oficiales de la Región de Murcia– y en el que el actor vivirá en la noche de hoy nuevas aventuras, con el objetivo de mantenerse, una semana más, como líder de audiencia en la noche del viernes.