Es Noticia
«El Hormiguero»

La broma de Pilar Rubio que dejó sin aire a Pablo Motos

Silvia Abril, Dani Rovira y Belén Cuesta visitaron el plató de «El Hormiguero» para hablar de la película en la que aparecen sus voces: «Peter Rabbit»

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Silvia Abril, Dani Rovira y Belén Cuesta visitaron el plató de «El Hormiguero» para hablar de «Peter Rabbit», la película de animación en la que han aparecen sus voces y que llegará a las salas

españolas el próximo 23 de marzo.

La adaptación cinematográfica del cuento de Beatrix Potter presenta a Peter Rabbit, el héroe travieso y aventurero que ha cautivado a generaciones de lectores, llega ahora a la gran pantalla con la voz en español de Dani Rovira, mientras que Silvia Abril y Belén Cuesta doblan a dos de las conejitas trillizas, Pitusa y Pelusa, respectivamente. La película, que mezcla animación y acción real, muestra la relación entre el entrañable conejo y la familia McGregor. Para ello, nos traslada a la granja de Peter Rabbit, a la que llega un nuevo humano dispuesto a hacerse con el corazón de su dueña, alterando por completo el devenir natural en la casa.

«Peter Rabbit» está dirigida por Will Gluck y producida por Animal Logic, el estudio australiano de producción de animación y efectos especiales («La LEGO Película»). El guion corre a cargo de Rob Lieber (con revisiones del propio director).

Los tres actores contaron cómo habían afrontado su experiencia en el doblaje, las dificultades del trabajo y las muchas anécdotas divertidas que suele acarrear. Relacionado con lo anterior y el dinero que iba a recibir a cambio, Dani Rovira pronto sacó a colación la labor que está realizando con la fundación que creó junto a Clara Lago, Ochotumbao, que está desarrollando proyectos de todo tipo.

Uno de ellos es la financiación de un santuario animal a las afueras de Madrid en el que las criaturas son tratadas dignamente y no acaban en ningún matadero. También quiso compartir con Pablo Motos y con los espectadores de El Hormiguero lo que están intentando hacer en Myanmar con la crisis de los refugiados rohinyá. «Es necesario que haya presión política, y en eso son muy importantes las organizaciones no gubernamentales», explicó Rovira, «quiero decirle a la gente que no se deja llevar por lo que sale ahora de las oenegés, que confíe en ellas porque su labor es fundamental».

A continuación, los tres actores se sometieron al escrutinio de las hormigas del programa, que les pusieron en más de un aprieto con sus complicadas y simpáticas preguntas: «Imagina que un día al mes puedes volar, pero a cambio toda la comida te supiese a brócoli, ¿aceptarías?», «¿os gustaría saber la fecha de vuestra muerte?».

Pilar Rubio, una de las colaboradoras del programa, acudió a plató por última vez antes de dar a luz, pero no quiso hacerlo sin antes dejarse notar. Al poco de terminar el programa de la noche, cuando Pablo Motos se estaba despidiendo de su compañera, ella empezó a fingir que había roto aguas y a gritar que necesitaba un médico. El presentador, cuya cara hablaba por sí misma, se vio superado por la situación y empezó a balbucear, «¿en serio?, ¡Que venga un médico! Me va a dar un ataque...» Rubio empezó a reírse de la ingenuidad de su compañero que, más relajado, le deseó suerte en los días que l quedaban de embarazo.