Hora Punta

Periodistas y divulgadores científicos denuncian a Javier Cárdenas ante RTVE

En el espacio que dirige el comunicador en la cadena pública se llegó a afirmar que los huracanes Irma o Harvey habían sido producidos por la mano del hombre

La Asociación Española de Comunicación Científica denuncia a Javier Cárdenas por difundir «supercherías» - Vídeo: ABC
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

No es la primera vez que Javier Cárdenas está en el punto de mira por las «dudosas» contribuciones que el programa que dirige en Televisión Española, «Hora Punta» realiza en campos como la ciencia y la medicina. En este último, sin ir más lejos, irritó especialmente el hecho de que el comunicador defendiera que existían ciertos vínculos entre la vacunación y el autismo, lo que llevó a la Organización Médica Colegial de España a pedir una rectificación a RTVE.

La actitud poco rigurosa de Cárdenas a la hora de abordar informaciones de esta índole ha llevado a que los comunicadores científicos españoles hayan optado por pedir a la cadena pública mayor seriedad al programa, sobre todo al dar cabida a las denominadas pseudociencias. Una de las últimas informaciones que más ha irritado en las últimas semanas fue la emitida el pasado 13 de septiembre, cuando en «Hora Punta» se llegó a asegurar que huracanes como Irma o Harvey habían sido creados intencionadamente por el hombre y debido a la «pulverización de los aerosoles». Ante este dato, la Asociación Española de Comunicación Científica no dudó en escribir una carta a RTVE en la que alerta de la difusión de «mensajes falsos y disparatados» desde medios públicos.

A continuación reproducimos la misiva:

A la atención del Defensor del Espectador de RTVE,

El programa Hora Punta, dirigido y presentado por Javier Cárdenas, volvió a dar cabida a las pseudociencias en su emisión del pasado 13 de septiembre (ver a partir del segundo 0:50). Este espacio de entretenimiento, que se emite en una hora de gran audiencia, está dirigido por una persona que se ha caracterizado, en ese medio y en otros, por abordar temas que, más allá de la evidencia científica, que casi nunca respeta, abundan en contenidos generadores de riesgo para la sociedad, como la falsa relación entre vacunas y autismo, o simples ocurrencias que carecen del mínimo rigor científico, como la morfopsicología y, más recientemente, la supuesta intervención humana en la fabricación de huracanes.

Consideramos especialmente grave que se transmitan estos mensajes falsos y disparatados a la ciudadanía, especialmente desde medios públicos. Como junta directiva de la Asociación Española de Comunicación Científica, les proponemos que limiten la emisión de este tipo de contenidos a las horas de madrugada en las que los horóscopos y otras supercherías hacen su agosto; allí, los pseudoexpertos de campos sin evidencia científica se encontrarán a sus anchas en esos periodos reconocidos como tierra de desinformación. Y, por el contrario, den voz a auténticos expertos en las diferentes áreas científicas en las horas de más audiencia, cumpliendo así una premisa básica de la televisión de todos: informar y entretener.

Un cordial saludo,

Junta directiva de la Asociación Española de Comunicación Científica (AECC) y las asociaciones abajo firmantes:

Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS);

Asociación de Periodistas de Información Ambiental (APIA);

Asociación Catalana de Comunicación Científica (ACCC);

ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico (ARP-SAPC);

Círculo Escéptico;

Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas (APETP);

Grupo Español de Farmacéuticos a favor de la Farmacia Científica (FarmaCiencia);

RedUNE;

Asociación Hablando de Ciencia y

Asociación de Divulgación Científica de la Región de Murcia (ADCMurcia).

«Un problema de todos»

Las asociaciones proponen, entre otros aspectos, que RTVE reduzca «la emisión de este tipo de contenidos a las horas de madrugada en las que los horóscopos y otras supercherías hacen su agosto». Los comunicadores se muestran, así, en la misma línea que la Organización Médica Colegial, que ya afirmó que «el que los medios de comunicación públicos cuenten con programas que tienden a trivializar la información científica y médica es un problema que, como ciudadanos, nos afecta a todos. A pesar de que la divulgación siempre es difícil, la distancia entre la vulgarización y el sensacionalismo alarmista es notable y no debería recorrerse».

comentarios