Es Noticia

El jurado de Got Talent humilla a un concursante y se enfrenta con el público

Jordi Giménez, el participante en cuestión, se hizo famoso en su momento al asegurar en «El diario de Patricia» que creía haber dejado embarazada a su novia por una inyección

Jordi Giménez, aspirante de Got Talent, junto a Santi Millán durante su valoración
Jordi Giménez, aspirante de Got Talent, junto a Santi Millán durante su valoración - TELECINCO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

En la noche del miércoles se celebró la última noche de audiciones del programa de Telecinco «Got Talent» antes de las semifinales. Y en ella tuvo lugar uno de los momentos que ha vivido el programa hasta la fecha. Al formato le quedaban por decidir los últimos concursantes que pasarían a la gran final, y con la premisa de convencer al jurado (formado por Risto Mejide, Eva Hache, Jorge Javier Vázquez y Edurne) se presentó Jordi Giménez, un rostro que a muchos fieles a la televisión les resultaba de lo más familiar.

Sobre todo, a todos los que en su momento fueron seguidores de «El diario de Patricia». El chico saltó a primera línea televisiva hace algunos años al asegurar, en aquel excéntrico programa de Antena 3 en el que se presentó como «cantante», que creía haber dejado embarazada a su novia con una inyección de espermatozoides que le había puesto «el médico». «Me lo creí, porque me dijo que le tocara la barriga, porque notaba como si se movía algo. Y yo le toqué y dije: “¡Sí que se mueve!”, pero después me dijo que era mentira», contó en el programa de Atresmedia, ante las risas del público y la presentadora, Sandra Daviú, que por entonces ya había relevado a Patricia al frente del espacio. Su relación con la chica se ve que no cuajó, este pasado año, ya con 31 años, apareció en «Cámbiame» y después en «First Dates» tratando de buscar el amor. Cantó por David Civera, pero ni con esas logró conquistar a su cita. «La he notado mucho como que se reía de mí. No me ha acabado de gustar», dijo entonces.

Anoche volvió a la televisión, aunque ahora con un reto mucho más personal: el de triunfar en la que es su pasión, la música. Jordi ha dado varios conciertos, aunque nunca a gran escala, y por ello se presentó al «talent-show» de Mediaset. «Siempre me ha gustado la música. Espero el aplauso del público y que se levante, que se levantará seguro», dijo en su carta de presentación. Entonces le llegó el momento de cantar, aunque apenas había terminado la primera frase del tema que interpretó, Risto Mejide, con cara de pocos amigos, pulsó su botón rojo para parar su actuación. Tras ello, lo hicieron Edurne y Eva Hache. Jorge Javier Vázquez, por su parte, se resistía a hacerlo, pese a la insistencia de Risto… que incluso se levantó de su asiento para tratar de pulsar el botón de Vázquez. «No voy a aguantar hasta el final», le dijo mientras el presentador de «Sálvame» trataba de contenerle. Sin embargo, fue Eva Hache la que pulsó el botón de Vázquez. Apenas le habían dejado cantar un minuto y medio, pero el jurado ya tenía suficiente.

«Si te aconsejan que sigas cantando, no te quieren»

El aspirante asistió con resignación a la realidad. «No pasa nada. Algunas veces se gana, algunas se pierde…». «¡Y otras se hace el ridículo!», le dijo Risto, mientras se reía. «Pero bueno, tengo compañeros que me apoyan de verdad…», prosiguió Jordi. «Si te aconsejan que sigas cantando, no te quieren», le interrumpió el publicista. «Pero bueno, la verdad es que el público, que es el que se merece…», trató de seguir el concursante. «No, no se merece esto», le reprendió el siempre polémico miembro del jurado, que siguió tratando de humillarle.

La tensión era tal que un miembro del público se levantó de su asiento y se dirigió al publicista, señalándole con el dedo. «¡Risto, lo que no soporto del jurado es que tú hagas la faena de otro. Tú haz tu faena y ya está!», le gritó, ante la atónita mirada del jurado. Vázquez se levantó a aplaudir al hombre. «Si he sido yo», le dijo Eva Hache, en defensa de su compañero. «Yo soy el jurado. Dejad que cada uno haga su faena. Ahí se demuestra lo que es un jurado. En serio», continuó el hombre, visiblemente enfadado.

Risto, por su parte, siguió en sus trece. «Le hemos ahorrado a esta gente, menos a ese señor, un trauma de por vida». Jorge Javier Vázquez, en cambio, reprendió a Mejide, dirigiéndose al aspirante. «Jordi, yo he intentado que cantases hasta el final. Y he visto que a Santi (Millán) no le ha gustado nada que parásemos la actuación». Tras ello, apareció en escena el propio Millán, presentador del formato y que durante las actuaciones se queda en un lateral del escenario. «No es justo», dijo, en apoyo al concursante, auspiciado también por Vázquez. «Te voy a dar un sí».

Sin embargo, el resto de miembros del jurado no fueron tan benévolos. Ni mucho menos. «Creo que no cantas bien. Eres joven, puedes seguir practicando, tomar clases, emplearte a fondo si es lo que quieres… pero mi voto es un no», le dijo Eva Hache. «Igualmente, seguiré luchando», señaló el concursante. «¿Seguirás luchando? No nos hagas eso, de verdad. Puedes dejar la lucha. Es más, te invitamos a que dejes de luchar. Hazlo por nosotros. Abandona», comentó por su parte Risto, siguiendo con su humillación particular. «Jordi, sigue luchando y trabajando si es lo que quieres, pero para mí es un no», valoró por su parte Edurne.

El concursante se mostró visiblemente contrariado tras su eliminación. «Lo digo con las lágrimas en la mano. Haz la paz y no la guerra, que la vida son dos días y un segundo», pudo decir antes de abandonar el formato, cuya fase final arrancará la semana que viene.