First Dates

Rechaza a su pareja por haber votado a Podemos: «Cuando lo dijo, fue como si se hubiese caído un mito»

Juan Antonio sacó uno de las temas de conversación más peligrosos para una primera cita: la política

A Inés, votante de Rajoy , no le gustó nada la filiación política de su pareja en First Dates - CUATRO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

First Dates alcanza ya su edición número 489, lo que ya habla por sí mismo del enorme éxito del programa y su en apariencia inagotable cantera de solteros. En contadas ocasiones, el programa recurre a viejos concursantes para que vuelven a tener una segunda oportunidad ante sus cámaras. «He cambiado mucho desde mi primera cita», aseguró Lucía, una zaragozana de 23 años a la que emparejaron con un rockero que quería ser macarra, pero no le salía: «Mis amigas dicen que soy un amor aunque yo intento ser un macarra».

Juan Antonio e Inés eran los dos nuevos en First Dates. Ambos extremeños, la cita transcurrió cordialmente, con mucha complicidad entre ellos, hasta que él sacó el tema más peligroso en un primer encuentro: la política. «Y de política, ¿qué piensas?», preguntó. «Mi familia tiende a la derecha. Yo, por ejemplo, voté a Rajoy en las dos últimas elecciones», fue la respuesta de Inés, a la reaccionó Juan Antonio que él era «más bien de izquierdas. Yo voté a Podemos».

En palabras de Inés, «se me cayó un mito. Fue como un sacrilegio eso de que haya votado a Podemos», confesó más tarde ante las cámaras. A partir de ese momento, la cita fue cayendo en picado, sin que ella intentase remontar algo que ya consideraba irreversible. No fue, en teoría, el único motivo, pero la verdad es que no se mostró decidido a rechazar a su pareja hasta que conoció su filiación podemita.

No es la primera ve que la política arruina una incipiente historia de amor. Hace unas semanas, una concursante incluso se marchó del restaurante cuando su pareja ensalzó a Franco. Es cierto que en aquel caso los comensales no pegaban mucho como pareja, pero lo sucedido esta semana fue bien distinto. Todo indicaba que el «sí» era más que factible, pero el voto morado tuvo demasiada para Inés.

comentarios