«First Dates» se venga de Francisco, el comensal que recibió el rechazo más cruel del programa

El programa organizó la peor cita que Francisco podría esperar en su segunda experiencia en el programa de Carlos Sobera

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

«First Dates» llega esta semana para darle una segunda oportunidad a aquellos comensales que se fueron a casa sin una segunda cita. Lo hacen con la intención de tener un poco más de puntería a la hora de buscar a su pareja. Para ello comenzaron suavizando la personalidad de algunos de sus participantes.

Al pobre Antonio, al que ya le habíamos visto vestido de Iron Man, le han dicho que mejor que se venga vestido de calle. Pero no pasa nada porque le estaba esperando a César, alguien que quería encontrar una persona con la que compartir sus gustos y quería que esa pareja fuese Antonio. «Sí, llamé a 'First Dates' después de ver el programa para estar contigo»: así de tajante fue. Algo parecido le pasó a Ana, que adivinó quién era su pareja con apenas las dos primeras pistas le dió Carlos Sobera. «Creo que sé quién es. ¿Se llama Míriam?», decía Ana.

Pero el plato fuerte llegó con la tercera cita. Parece que estos comensales no solo han repetido en el programa, también parece que uno de los comensales ha repetido el modelito. «¡Ay, bicho! Si vienes con la misma ropa», acusaba Francisco a Ignacio. Por si nos los recordáis, os dejamos este pequeño recordatorio.

Exactamente, Ignacio fue bastante claro hace tres meses a la hora de dar su veredicto: «No me gustaría tener una segunda cita. Ni de amistad, ni de nada, somos muy dispares y no quiero volver a verlo». Francisco, sorprendido por las palabras de su acompañante, no dudó en mostrar su malestar: «Vaya el demonio este la que me ha soltado, pero ¿quién te crees que eres? Estás rechazando a un grande. Que no me quiere volver a ver, dice. De verdad, pero si soy mejor que tú cien veces. Tengo más elegancia, más saber estar, más compostura...». Ignacio es la viva «reencarnación» de Isabel Pantoja. «Esta es mi reaparición como las folcloricas después de la muerte de un torero», decía el comensal antes de ver a su supuesta cita. Mientras que Francisco no tiene abuela: «Soy perfecto, soy divino. Quiero que me busquéis un novio o una novia porque yo me lo merezco». Ignacio quería «quiero olvidar lo que pasó en la última cita», mientras que su antigua pareja quiso dejar en ridículo a la «Panto» para dignificarse: «Lo estoy pasando muy mal por quitarme unos kilos. Quien se mete con una persona gorda es mala persona», decía Francisco entre falsas lágrimas.

Pero ¿qué pasó cuándo volvieron a verse? «Si está aquí el demonio este», decía Francisco. «La mente se me ha nublado en plan "este está aquí. Panto, te vas"». «Ni de coña», confesaba Ignacio. Por suerte, Carlos Sobera consiguió que Nacho volviera para darle una buena noticia: «Cada uno va a tener su propia cita».

«First Dates» aprovechó esta oportunidad para hacer justicia ¿poética? Francisco se encontró con un chico que, para él, «no había por donde cogerlo». «Hay gente con mala suerte en la vida», le decía con sarcasmo mientras confesaba que iba a beberse «unas cuantas, que me hacen falta».

De hecho, Francisco no dudó en intentar aprovecharse de la situación: «Si quieres nos casamos. Tú te vas a trabajar y yo soy el mantenido de la relación». Dejando claro qué tipo de persona es.

comentarios