Es Noticia
First Dates

El tremendo corte a su pareja en «First Dates»:«¿Influencer?, ¿pero eso qué es?»

Juan Antonio no tenía ni la más remota idea de en qué consistía la profesión de su pareja

Jaime, el influencer
Jaime, el influencer - CUATRO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

No se sabe hasta cuando podrá «First Dates» seguir explotando las riquísimas reservas de solitarios exhibicionistas (no se sabe bien en qué orden) dispuestos a romper su mala racha amorosa en el restaurante de Carlos Sobera. Varios lleva ya el programa de Cuatro sentando a cenar a diez o doce solteros diarios, ¿existen en España personas suficientes para sostener este ritmo otros quinientos programas? Tal vez sea algo que deba preocupar a las autoridades sanitarias.

A la segunda pareja de la noche le unía su pesimismo y falta de positividad. Los dos, Francisco José y María, empezaron describiéndose a sí mismos como negativos, y ya se sabe que menos por menos es más, así que congenieron al instante. La conversación fluyó agradable mientras los dos competían a ver quién era peor que los dos: «Yo soy muy vaga, tengo todo tirado...», «Pues si me ves a mí, !soy un desastre!». Los desacuerdos llegaron cuando él puso sobre la mesa su voluntad de tener hijos, algo que María no tenía, ni de lejos, dentro de sus planes de vida. María, más que atender a Francisco José, se pasó media cena fotografiando sus platos con el móvil para terminar justificando su «no» argumentando que el chico no era de su estilo.

La pareja homosexual de la noche estuvo formada por Juan Antonio y Jaime, los dos andaluces y amantes del mundo de la moda. El segundo, gaditano de 22 años, lleva incluso una percha tatuada en el brazo para demostrar su amor por el mundo de la ropa. «Me gusta mucho el mundo de Instagram y las redes sociales, tengo unos 20.000 seguidores y por ahí me mandan mensajes, le dan me gusta a mis fotos...», presumió Jaime.

En cuanto se sentaron a cena empezaron con las típicas preguntas, donde ya quedó constancia de las diferencias que existen entre ambos. Jaime, en su línea, dijo que «aparte de camarero, me dedico al mundo de la moda y soy influencer, pruebo productos y eso», a lo que Juan Antonio respondió, «¿influencer?, ¿pero eso qué es lo que es?», dejando un poco descolocado al gaditano.

A pesar de ese trauma inicial, la cena estuvo animada y los dos se abrieron y compartieron con el otro aspectos personales e íntimos. Tan buena fue la sintonía que, antes de acabar la cita, ya estaban besándose apasionadamente y no fue necesario que se dijesen que querían tener una segunda cita.