First Dates

El pijo de First Dates: «Mis amigos me llaman el marqués»

Un concursante onubense de First Dates quiso dejar clara desde el principio su condición de pijo

Alejandro, de 32 años, es un pijo orgulloso de serlo
Alejandro, de 32 años, es un pijo orgulloso de serlo - CUATRO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Un día más, First Dates ha sorprendido con un cásting muy especial y extravagante. Pareciera que el programa se conforma, no solo con encontrar el amor a los candidatos, también con descorchar alguna que otra risa enlatada con parejas tan diferentes que hacen explotar la vena cómica del espacio, y las cejas de su presentador, Carlos Sobera.

Rocío buscaba en First Dates un hombre que oliese «bien» y el hombre que la esperaba parecía cumplir con sus expectativas. Le tocó sentarse con Alejandro, cinco años mayor que ella, repeinado y vestido con camisa.

No dudó este joven en presentarse como «pijo, muy pijo». Es tan presumido y cuida tanto el detalle de su vestuario y demás que, tal y como reconoció, «mis amigos son muy cabrones y me llaman el marqués».

El onubense reunía todas las condiciones de señorito andaluz: rejoneador, amante del flamenco y de los caballos... También al comienzo de la cita tuvo que sacar el tema con su pareja y hablar de su gusto por el vestir elegante. «A mí me gusta ir siempre con una camisita, vaya donde vaya», reconoció, presumido en First Dates.

Pero ni sus maneras ni ser «marqués» le sirvieron para llevar el gato al agua. Las diferencias entre Roció y Alejandro fueron tantas que, al final del programa, prefirieron no probar en una segunda cita. «De buen rollo», pero terminaron quedando como amigos.

comentarios