Es Noticia
First Dates

La metedura de pata de una comensal que ha hecho partirse de risa a Twitter

Plácida se hizo un pequeño lío hablando del horóscopo

Plácida metió la pata durante la cita pero se fue a casa con pareja - CUATRO / Vídeo: La divertida cita entre Plácida y Manel
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

En «First Dates», el programa diario de citas que emite Cuatro, no conocen el descanso, y de lunes a viernes llenan todas las mesas del «restaurante del amor» regentado por Carlos Sobera. La historia del amor es tan larga, o más, que la de la humanidad, así que cabe pensar que «First Dates» va a tener material suficiente para seguir emitiendo varios miles de años más, tirando por lo bajo.

El perfil de la primera pareja era el de la típica pareja que aburre al espectador: dos jóvenes de 29 y 27, dependienta de moda ella, Avelina, y modelo él, David. Tenían mucho en común, tal vez demasiado, y la charla fue previsible y monótona, al menos para el espectador, aunque no tanto para los dos implicados. La casualidad jugó de su parte, y resultaba que se habían conocido algunos años atrás, lo que hizo no más que fomentar el interés del uno por el otro. Antes de que llegasen al postre cualquiera habría apostado a que Avelina y David tendrían una segunda cita, y hubiese acertado.

La segunda pareja de la noche estuvo formado por dos lesbianas que desde el comienzo estaban llamadas a no entenderse. Lily y Alex tenían las dos 28 años, pero venían de mundos completamente diferentes. Lily, que se gana la vida como agente de turismo, vive volcada en su hija pequeña, que es lo más importante para ella. En cambio Lily tiene una manera totalmente diferente de afrontar su vida. Es modelo, actriz, hace documentales...y se considera a sí misma «andrógina», es decir, de sexo no definido, y es una militante en favor del reconocimiento de la diversidad sexual. Sus estilos de vida no podían ser más distintos. Aunque la cena fue distendida, se cayeron bien y pasaron un buen rato, las abismales diferencias entre ellas las llevaron a preferir quedar simplemente como amigas.

Fuencisla y Miguel fueron los dos aspirantes más veteranos de la noche, con 55 y 60 años, madrileña ella y salmantino él. La cena fue bastante animada, los dos se cayeron bien y descubrieron sus muchos gustos en común. Los hijos, el divorcio, la soledad, el trabajo (tenían el mismo: comerciales)...temas suficientes para llenar el tiempo de una cena, pero no para conquistar un corazón. Al menos no el corazón de Miguel, que fue quien dijo que no «había chispa» y no quería tener una segunda cita con Fuencisla.

La noche no estuvo demasiado animada este lunes en First Dates, con comensales de personalidad discreta, muy lejos de los esperpentos que tienen la costumbre de sentarse a cenar en el restaurante del amor. Las citas que se vieron en Cuatro parecían haber sido emitidas antes decenas de veces, por lo previsibles que eran. Solo al final, con Plácida y Manel, la cosa se animó un poco.

Ella dijo ser una gran seguidora de los horóscopos, dato al que la da mucha importancia antes de emparejarse. Por ello, al poco de sentarse a cenar, le preguntó a Manel por su signo zodiacal, añadiendo que ella era «Sagitario, igual que mi hermana gemela», una afirmación absurda por evidente y que convirtió a Plácida en objeto de burla en las redes sociales.

Por su parte, Manel debió de llegar caliente a la mesa, porque no hizo más que hacer chistes con segundas intenciones que acabaron por aburrir a Plácida. En cuanto trajeron la comida soltó una de las más evidentes, cuando le hizo saber a su pareja que «hace mucho que no me como una almeja, con lo que me gustan...». Tal vez tenga ocasión de comerse una a no mucho tardar, pues Manel y Plácida salieron de First Dates con la promesa de tener una segunda cita.