First Dates

Sus fotos en Instagram juegan una mala pasada a un comensal de «First Dates»

Uno de los aspirantes de «First Dates» había publicado algunas fotografías que no gustaron a su pareja

Juan Carlos fue el concursante rechazado por colgar ciertas publicaciones en sus redes sociales
Juan Carlos fue el concursante rechazado por colgar ciertas publicaciones en sus redes sociales - CUATRO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Nueva ronda de personajes en el espacio diario de Cuatro para las citas, «First Dates». Ya la primera pareja de la noche fue todo un espectáculo de frikismo: dos punkis de pelo teñido, aficionados al manga, al anime, a los tatuajes y a la música oscura. Él, Juan Carlos, de 22 años, va cubierto de tatuajes de Pokemon y videojuegos varios, gustó pronto a Marta, cuatro años menor que ella y de pelo rojo y verde. El espectador media no pudo comprender ni la mitad de la conversación, plagada de referencias frikis y musicales.

Al margen de las afinidades en los gustos, ambos frecuentan los mismos círculos y bares de Barcelona, teniendo además varios amigos en común. El resultado parecía estar cantado: todo indicaba a que, a partir de ahora, se les vería de la mano en los conciertos metaleros de la Ciudad Condal. El joven jamás hubiese pensado que el mejor amigo del millenial, su cuenta de Instagram, iba a volverse en su contra. Casualmente, su pareja en «First Dates» le seguía en la red social, y no fue hasta el final que le echó en cara que había algo que estaba ocultándole: «Te veo que sales mucho con una chica y estás siempre con ella».

Juan Carlos, que ya había dado el «sí, quiero», se quedó frío y empezó a balbucear unas incomprensibles excusas. «Sí, bueno...estoy conociéndola, pero no sé...estoy abierto a otras cosas». Pero ella lo tenía muy claro: «Yo es que no sirvo para una relación abierta». Y ahí se quedó todo.

Luego llegó Alejandro, «Aleu», tratando de dejar aún más alto el listónde gustos extraños. Su pareja era Gonzalo, un panadero que acudía el programa buscando a «alguien que me acompañe en mi proceso de perder peso», apenas tuvo tiempo de sentarse a la mesa cuando Aleu le preguntó si le gustaban los animales. Sí, claro que le gustan a Gonzalo los animales. Gonzalo tiene una perrita que se llama Chispa y que ya está mayor, y Gonzalo parece entristecerse porque su perrita Chispa está mayor. «Pues lo que a mi me gustan son las ratas. Tengo siete ratitas con las orejas redonditas», se confesó Aleu, que aprovechó para anunciarle que quería deshacerse de algunas. «Pero es que las ratas me dan un poco de repelús, no las quiero en mi casa», fue la perpleja respuesta del panadero.

comentarios