First Dates

Los crueles prejuicios que arruinaron una cita en First Dates: «No me pongáis un gordo barrigón»

Hasta un sorprendido Carlos Sobera reflexionó sobre la cita en First Dates: «Criticar los defectos de los demás es muy fácil, lo difícil es corregir los propios...»

Inma y antonio en First Dates
Inma y antonio en First Dates
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Inma, que a Lidia le recuerda a Britney Spears, se siente «muy joven aunque una tenga una edad». La imagen de «echada para adelante» no lo es todo para ella, y en el amor... no ha tenido mucha suerte. «No sé dónde están los hombres de hoy en día. No me pongáis un gordo barrigón porque no». Empieza exigente la noche en First Dates.

A Antonio, posesivo, le gusta cuidar, pero se considera «un poco hombre, rudo» y asegura que no cuida de la manera que «igual hay que cuidar». No parece el hombre musculoso que quiere Inma, que quiere que la «manejen de un lado para otro», aunque igual las formas rudas del afincado en Sevilla la sorprenden esta noche en First Dates.

«Criticar los defectos de los demás es muy fácil, lo difícil es corregir los propios...», dice el presentador de First Dates. ¿Se refiere Carlos Sobera a Inma y Antonio? Parece que sí, porque ella no está dispuesta a guardarse ninguna impresión sobre su cita. No duda en decirle a Antonio que le echaba más años, y que si alguien le había dicho lo contrario le estaba mintiendo. Atónito, el afincado en Sevilla no sabía dónde meterse. «Si soy un chaval, si me ve mayor pues nada», dice a la cámara. ¿Nadie le ha dicho que tanta sinceridad en una cita no es buena?

«Más seco que la mojama»

Al menos Antonio tiene algo que le gusta a Inma, que hace deporte. «¿Y qué haces?», le pregunta. «Triatlón», dice él, pero no parece creerlo ella. «¿Y dónde nadas? Estás más seco que la mojama», le comenta Inma, riéndose. Sin duda, superar los prejuicios es todavía más difícil que conquistar el corazón de esta rubia.

«Ya he metido la pata otra vez», comentaba el pobre Antonio, que ya no sabía qué hacer para conquistar a la rubia. «Cada uno tenemos nuestra opiniones, es normal, pero nada de gritos», aclaró en First Dates.

Menos mal que Antonio no buscó el amor en chats de internet y sí en First Dates, aunque así nada le protegió de la sinceridad de Inma, que odia el amor digitalizado. «Cuando fui a Sevilla estuve años sin tele. Para mí vivir es quedar con la gente, disfrutar, vivir, cualquier tontería que no sea estar tumbado en un sofá». «Yo no podría», respondió secamente ella.

¿Un «mamarracho» en First Dates?

Bromeando de todo un poco, el afincado en Sevilla intentó hacerle un guiño a Inma, que dice no terner abuela y piropearse a sí misma. Para ello le contó una anécdota de la oficina: «Llego y digo: "Hoy vengo perfecto, aunque vaya hecho un mamarracho"». «Tú sigue así que salgo corriendo», advirtió ella en First Dates.

Pero cuando ella le preguntó su impresión, y le dijo que fuese sincero, porque ella lo sería, él se lanzó: «Ese pelo es tuyo o son extensiones?». «¿Perdona?», le respondió ella, «a cuadros» tras el nuevo tema que introdujo Antonio, sobre sexo, en la conversación en la cita de First Dates«¿Tú te crees que es normal hablarme de cuándo tienes ganas de sexo y cuándo no en una primera cita? Estoy flipando», aseguró la rubia. «¡Pero si no he propuesto nada!», se justificó él.

Y, finalmente, quien corrió fue él, de una segunda cita como pareja. «Con los zascas que me soltó... no», dijo Antonio, aunque ella también la rechazó.

comentarios