El Puente

Paula Vázquez: «La tele es muy machista y hay cadenas en las que el entretenimiento solo es para hombres»

La presentadora regresa a la televisión despuésde tres años con «El Puente», que se estrena este lunes 29 a las 22.00 h. en #0 (Movistar+)

Paula Vázquez vuelve a la televisión para presentar «El Puente»
Paula Vázquez vuelve a la televisión para presentar «El Puente» - MOVISTAR+
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Paula Vázquez, que ha conducido concursos, realities y hasta talents shows, despierta en la Patagonia argentina con «El Puente» de un letargo de tres años alejada del medio catódico para probar la experiencia de la televisión de pago en Movistar+. Con este nuevo formato, que se estrena este lunes 29 de mayo a las 22.00 h. en #0, la presentadora recupera también la esencia de los realities que ya experimentó con «Gran Hermano» (Telecinco, en 2002), «La isla de los famosos» (Antena 3, de 2003 a 2005) o «Pekín Express» (Cuatro, 2008). «Echaba de menos la tele pero no a cualquier precio, ya no me apetecía hacer cualquier cosa, no me apetecía venderme por algo», cuenta a ABC.

«Este formato aguantaba una narrativa sin ningún presentador», asegura Fernando Jerez, director de #0. Sin embargo, además de la «notoriedad y vibilidad» que le da al canal la incorporación de Paula Vázquez, decidieron contar con la gallega porque «le mete mucha energía, credibilidad. Le da mucho músculo a los formatos de televisión, sean del género que sean», explica. Y, aunque su regreso fue duro, ya que repitió como sus primeros años, también fue «muy bonito», a pesar del papel secundario que realiza en este concurso, donde se limita a ser mera narradora, sin contacto con los aventureros. «Mi tarea es ser el hilo conductor y los protagonistas tienen que ser los concursantes», aclara.

En «El Puente», una quincena de concursantes, todos ellos anónimos, deben construir un puente de 300 metros en un mes. Los propios aventureros, y no la audiencia, son los responsables de elegir al ganador, a través de una votación individual y secreta. Una vez cumplido el objetivo, el elegido puede decidir quedarse para sí o compartir los 100.000 euros del premio, por lo que además del esfuerzo físico de cumplir el objetivo juega un papel fundamental la estrategia. «Es genial porque les estás diciendo: sois 15 y solo uno se va a llevar el premio. Los otros 14 vais a currar para nada», comenta entre risas Paula Vázquez, para quien ha sido «otro lujazo que el público no haya tenido nada que ver, que sea un mero espectador ha sido maravilloso».

«En todos los realities, como son en directo, hay que generar contenido porque a veces no ha pasado nada en un día y tienes que hacer el programa diario… nosotros solo tenemos ocho capítulos pero no hemos necesitado reactivar el reality, ni inventarnos una prueba, un juego. Ha surgido todo tal cual. No nos hemos metido en sus habitaciones, hemos respetado la intimidad», explica orgullosa Paula Vázquez.

Lejos de cifras desorbitadas con las que atraer a famosos, «El Puente» siempre tuvo claro que sus participantes debían ser anónimos. Era «algo fundamental», tal y como asegura Fernando Jerez, porque en «esta gente hay una realidad "de verdad"». «Con el ingrediente de los famosos hubiéramos perdido la fuerza que tiene "El Puente": gente con fondo de armario, con historias que van aflorando», admite.

Consciente de los cambios que ha experimentado la televisión desde sus comienzos en el medio, la presentadora a la que fichó Chicho Ibáñez Serrador con 19 años como azafata de «Un, dos, tres... responda otra vez» valora su salto a plataforma de pago como un soplo de aire fresco en el que las cosas se entienden de forma diferente. «La tele me parece muy machista y hay cadenas en las que el entretenimiento solo es para hombres. Lo bueno es que en los años que han pasado hay otras plataformas, otra manera de entender la tele, porque las antiguas se han quedado obsoletas en muchos casos juzgando a la mujer por su vida sexual, por su físico…», cuenta, indignada.

En ese sentido, se ha hecho eco de una oferta que Mediaset le realizó para presentar «Supervivientes» y ella rechazó por mantener el «criterio» de lo que quiere hacer con su carrera. «No creo en ese tipo de entretenimiento. Puedes llamarle orgullo o lo que quieras, pero yo lo tengo claro», afirma.

Diferencias entre realities

A diferencia de otros realities que copan actualmente la parrilla, en «El Puente» los 15 concursantes son anónimos, el ganador no lo decide la audiencia y el presentador es prescindible. No antepone el caché de los participantes, ni las cámaras se meten «en la cocina» para hacer públicas sus intimidades. Tampoco impone amonestaciones por abandono, sino que dejan «una lanchita y un candil todas las noches por si se quieren pirar, sin condiciones, malos rollos, ni penalizaciones», desvela la presentadora. Este programa, que según Paula Vázquez es «el paso natural de los realities», mantiene cierto parecido con sus primos hermanos «Supervivientes» (Telecinco) y «La isla» (La Sexta), pero se distancia de ambos para priorizar «el espíritu de aventura clásica» que parece haberse perdido en la isla del formato original.

comentarios