Cuarto Milenio

Los inquietantes detalles que apuntan a que la muerte de Lady Di «fue orquestada»

La investigadora Concha Calleja asegura que Mohammed Al Fayed cree que el Duque de Edimburgo fue el responsable del accidente

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Iker Jiménez ha inaugurado la nueva temporada de «Cuarto Milenio» con un especial sobre el fallecimiento de la princesa Diana de Gales, un tema que sigue generado controversia veinte años después. Para ello, contó en plató con Concha Calleja, la escritora que ha investigado el accidente de la princesa, entre otros.

La invitada dio su versión sobre lo ocurrido basada en una entrevista que le hizo a Mohammed Al Fayed y en sus propias investigaciones. «Hubo un plan muy bien orquestado y ejecutado (...) Fue un conjunto de personas, como me dijo Mohammed Al Fayed: la Casa Real, los servicios de inteligencia... Además, hubo un plan para convocar a los paparazzis y decir que fueron ellos. Muchos fueron arrestados y al otro día salieron». Pero ¿en qué se basarían para decir que fueron ellos? Calleja aseguró que el conductor del vehículo no estaba bebido en el momento del accidente. «Lo más seguro es que hubiera un fogonazo que cegó al chofer», aseguraba.

El hecho es que el Mercedes en el que iban Diana y Dodi Al Fayed chocó contra la columna número 13 del túnel, tras rozar un Fiat Uno blanco que le precedía. Sin embargo, «fueron incapaces de encontrarlo (al fiat). Pero años más tarde, lo localizaron calcinado con el conductor dentro, que era paparazzi y estaba relacionado con los servicios secretos». El caso hubiese sido más fácil de resolver si las cámaras de seguridad hubiesen recogido el accidente. «Funcionaban perfectamente durante todo el día, pero justo en el momento en el que pasó su coche no grababan», puntualizaba la escritora.

Por desgracia, ahí no terminaron las espeluznantes afirmaciones de Calleja. La investigadora asegura que el primer médico que auxilió a Diana dijo que estaba viva y hablaba, pero «la ambulancia que se la llevó tardó 45 minutos en llegar al hospital cuando es un camino por el que se tardan 10. Y antes de salir, el conductor se fumó tranquilamente un cigarro». Una vez en el hospital tampoco se le atendió cómo requería la situación. «A Diana no se le hace la autopsia y además la embalsaman sin permiso esa misma noche. Algo totalmente ilegal», decía.

«Diana era un personaje molesto para el Establishment. Ella sabía que podía mover todos los hilos y el mundo entero estaba pendiente de lo que hacía. Al ser ella consciente de esto empezó a meterse en temas más peliagudos», cuenta Calleja en «Cuarto Milenio». «Diana se metió en temas que ni ella misma dominaba y que molestaban al sector armamentístico, a la Casa Real, a Estados Unidos... Se interesó, por ejemplo, en las minas terrestres, y una semana después del accidente pensaba irse a Israel a defender la causa Palestina», añade.

Sentencia aparte, Mohammed Al Fayed tiene una conclusión sobre quién asesinó a su hijo y a la Princesa. «Él hizo una investigación y concluyó que los asesinó el Duque de Edimburgo, el marido de la Reina. De hecho, hubo cartas amenazantes de él a la Princesa Diana». Fuese como fuese, veinte años después la muerte de Diana de Gales sigue haciendo negocio. «Diana no está enterrada en el mauseleo donde se dice que está y del que su hermano ha creado un negocio», destapa.

comentarios