El Consejo Audiovisual Andaluz abre expediente por el caso Juan y Medio

La polémica broma podría costar a Canal Sur entre 6000 y 12000 euros

Momento en que Juan y Medio corta la falda de su compañera
Momento en que Juan y Medio corta la falda de su compañera
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La polémica broma de Juan y Medio en «La tarde, aquí y ahora», de Canal Sur, continúa acumulando reacciones negativas. Tras las críticas de la audiencia y la marabunta de las redes sociales que ha arremetido contra la actitud del presentador, ahora ha sido el Gobierno andaluz el que ha mostrado públicamente su opinión hacia lo que considera una «broma desafortunada». En concreto, se refiere a la actitud de Juan y Medio al cortar con unas tijeras la falda de su compañera, Eva Ruiz, contra su voluntad.

En opinión de Juan Carlos Blanco, portavoz del Ejecutivo autonómico, actitudes como las tomadas por Juan y Medio «no tienen cabida en una televisión pública», por lo que el poítico no ha dudado en recordar que el Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), dependiente de la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales, ha trasladado sus quejas al Consejo Audiovisual Andaluz (CAA) que, tras abrir expediente, tendrá ahora que decidir si el presentador ha vulnerado o no el principio de igualdad de género.

El organismo, que tendrá que reunirse tras las quejas recibidas, deberá ahora evaluar si abre o no expediente a Juan y Medio por su actitud, algo que podría acarrear a los responsables de «La tarde, aquí y ahora» multas de entre 6.000 y 120.000 euros.

Broma de mal gusto

Los hechos ocurrieron cuando el presentador de «La tarde, aquí y ahora» estaba bromeando con su compañera Eva Ruiz. Lo que al principio parecía una inocentada terminó convirtiéndose en un chiste de mal gusto cuando Juan y Medio persiguió a la colaboradora para cortarle el vestido.

Poco importó la negativa de Eva Ruiz, Juan y Medio la incordió por todo el plató con unas tijeras para cortarle el vestido. La compañera del presentador se tapaba como podía, pero él no cesó hasta conseguir su propósito e hincar las tijeras en la prenda de Ruiz, por delante y por detrás.

comentarios