Es Noticia

Así fue el cerco de Hacienda a los presentadores de televisión

El uso de sociedades mercantiles para gestionar ingresos fue, durante años, una práctica común en el sector audiovisual

Màxim Huerta dimite como Ministro de Cultura y Deportes

El ministro Màxim Huerta, María Teresa Campos y Jorge Javier Vázquez - Vídeo: Escuche las palabras de Màxim Huerta sobre el fraude fiscal en el programa «Más de uno» de Carlos Alsina en Onda Cero
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El ministro de Cultura, Màxim Huerta, ha justificado hoy la condena por fraude en el año 2017 asegurando que su deuda con Hacienda se debió a un cambio de criterio fiscal. El escritor, que defraudó 218.332 euros a través de una sociedad que constituyó en el año 2006, ha afirmado que se trataba de una práctica común en el sector del entretenimiento. «Lo hacíamos todos: actores, locutores, presentadores... era una recomendación y te atenías al primer consejo», ha explicado a varios medios. Tal y como ha detallado el titular de Cultura, «cotizaba como sociedad y Hacienda de pronto cambió un criterio, así que asumí la responsabilidad como ciudadano al igual que hicieron cientos de periodistas, creadores y artistas en su momento».

El uso de las sociedades fue asumido como una práctica común en el sector audiovisual

Este «cambio de criterio» al que se refiere Huerta en sus declaraciones afectó a otros presentadores, como al mediático Jorge Javier Vázquez, así como a conocidos actores y cantantes quienes, hace seis años, comenzaron a ver cómo Hacienda inspeccionaba sus cuentas. La investigación se debió al hecho de que ciertos profesionales del entretenimiento creaban sociedades pantalla para gestionar sus ingresos a través de contratos mercantiles y no laborales, con lo que evitaban someterse al régimen general de la Seguridad Social y esquivaban el pago del IRPF. En 2012, el ministerio fiscal decidió abrir una investigación al respecto y obligó a conocidos rostros televisivos a dejar de gestionar sus ganancias a través de contratos mercantiles para hacerlo como personas físicas y a través de un contrato laboral.

El uso de estas denominadas sociedades profesionales ha sido, durante muchos años, una práctica asumida con normalidad en el sector audiovisual. Así lo ha dicho Huerta esta mañana al afirmar que «cuando entré a trabajar en televisión, te recomendaban crear esa sociedad».

María Teresa Campos sí ganó a Hacienda

Tras el cerco de Hacienda a los trabajadores, fueron muchos los que tuvieron que demostrar que las sociedades creadas tenían razón de ser y no eran una mera pantalla para evadir impuestos. Así lo hizo, por ejemplo, María Teresa Campos, a quien la Audiencia Nacional tuvo que dar la razón al demostrar que su empresa sí tenía actividad. La batalla judicial entre la periodista y el fisco sacó a relucir el millonario salario de quien comenzara siendo «chica Hermida», pero también dejó constancia de que, en su caso, no había delito fiscal.

Después de la inspección de Hacienda, muchos actores, cantantes y presentadores optaron por asumir su culpa y abonar el dinero reclamado. No fue el caso de Màxim Huerta quien, no queriendo conformarse, decidió litigar con el fisco hasta que los jueces se pronunciaron en 2017 obligándole a abonar 243.000 euros, incluyendo en la cuantía recargos e intereses por tres ejercicios fiscales.