MI CASA ES LA TUYA

Joaquín le confiesa a Bertín Osborne los motivos por los que no llegó a fichar por el Real Madrid

El futbolista recibe al cantante en su casa, donde repasó su trayectoria profesional

Bertín Osborne y Joaquín en Mi casa es la tuya
Bertín Osborne y Joaquín en Mi casa es la tuya
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Joaquín recibió en su casa a Bertín Osborne dispuesto a relatarle cómo fueron sus inicios como jugador profesional de fútbol, su relación con sus padres y cómo conoció a la que hoy es su mujer y madre de sus dos hijas. Todo en el programa de Telecinco «Mi casa es la tuya».

Nacido en El Puerto de Santa María en Cádiz, Joaquín fichó por el Betis a los dieciséis años. Reconoce que cuando le llamaron para comunicárselo se echó a llorar. Fue en el club de Sevilla donde arrancó su carrera profesional, aunque según contó a Berlín Osborne pudo haber sido torero. Y es que al bético le sobra arte por los cuatro costados.

«Tenía un presidente muy especial», aseguró Joaquín cuando le preguntó Bertín Osborne por qué su club y el Real Madrid no llegaron a un acuerdo
Joaquín estudió en la escuela de tauromaquia y, aunque disfrutaba toreando, al final acabó dedicando sus días al fútbol. En solo dos años, Joaquín pasó a jugar en el primer equipo y asegura que todo fue gracias a su padre que le dio el empujón necesario cuando estuvo a punto de tirar la toalla. Rápidamente, el futbolista despuntó y confiesa que el Real Madrid quiso ficharle en más de una ocasión y aunque a él no le hubiese importado sumarse al equipo blanco, al final el Real Madrid no llegó a un acuerdo con el Betis. «Tenía un presidente muy especial», aseguró antes de explicar que él tampoco forzó la situación.

Además, el futbolista aseguró que Mourinho quiso contar con él cuando entrenaba al Chelsea, y en esa ocasión fue él el que se negó en rotundo: «¿Qué hago yo allí a las 4 y media de la tarde? ¿Me voy a dormir?», preguntó entre risas.

Entre fogones

En la cocina, Bertín Osborne y Joaquín contaron con la ayuda de Ana, la madre del futbolista, que preparó una receta de rape al pan frito. Mientras, recordó cómo vivió el embarazo de Joaquín, el octavo de sus hijos, y detalló con humor el «pequeño problemilla» que el bebé tuvo con uno de sus testículos al nacer.

En el almuerzo, al que se unió la mujer del jugador -Susana Saborido-, hablaron de su faceta como padre de sus dos hijas, Salma y Daniela, y cómo fue su vida familiar cuando se trasladaron a Italia tras ficharle la Fiorentina. Susana explicó que el primer año todos los pasaron muy mal, sobre todo la pequeña Daniela que se escapaba del colegio. Y aunque el segundo año habían encontrado su sitio y se sentían más acomodados en Italia, Joaquín no pudo negarse a la oferta del Betis y la familia volvió a España, no sin antes lucharlo y romperse un dedo pegándole un puñetazo a la pared de un vestuario porque su club se negaba a dejarle marchar.

Bertín a punto de desmayarse

Cuando los cuatro se encontraban sentados a la mesa charlando, Bertin tuvo que pedir que pararan la grabación porque se encontraba mal. «Estoy a punto de desmayarme», dijo antes de que las cámaras se desconectaran. Como un buen profesional, Bertín se recompuso y consiguió finalizar la entrevista con la promesa de que en el futuro rematarán el encuentro como habían pensado.

comentarios