Anna Olson, la economista que se convirtió en una exitosa cocinera televisiva

La repostera candiense ha visitado España para grabar un programa de Canal Cocina junto a los chefs Alma Obregón, Elena Aymerich y Gonzalo D'ambrosio

Anna Olson
Anna Olson - Canal Cocina
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La cocinera canadiense Anna Olson, economista de formación, horneaba magdalenas cuando tenía un mal día en el trabajo. De repente, se dio cuenta de que le apasionaba más su hobby que su profesión, así que renunció y se apuntó a una escuela de hostelería. Desde 2002 es una estrella televisiva. Sus programas llegan a más de 40 países, entre ellos España, gracias a Canal Cocina. «Empecé a trabajar en un canal canadiense de cocina que por aquel entonces estaba empezando y hasta hoy. Soy muy tímida, de hecho aún me pongo nerviosa cuando dicen “acción”, se me ponen mariposillas en el estómago, porque quiero que todo vaya bien, que suene inteligente...», cuenta Olson a ABC durante su visita a Madrid.

Su máxima para triunfar en los fogones televisivos es respetar a los ingredientes y a la audiencia. «La autenticidad es clave. No puedes ser un actor, debes conocer las recetas y estar interesado en compartir esa información con los espectadores. También a ellos hay que conocerlos. Debes saber que hay gente al otro lado invirtiendo su tiempo en verte», añade la cocinera, que además ha publicado ocho libros de recetas.

Aunque sus programas, centrados especialmente en la repostería, sigan un formato tradicional, Olson también es aficionada a los concursos de cocina. «Son espacios diferentes. Estamos tan hambrientos de espacios de gastronomía que los consumimos en cualquier formato. Esto es como los restaurantes, se necesita variedad», sostiene.

Cocina española

Aprovechando su visita a España, Olson ha grabado un especial con los chefs españoles Alma Obregón, Elena Aymerich y Gonzalo D'ambrosio, rostros muy conocidos de Canal Cocina, que se emitirá en noviembre o diciembre. «Me he dado cuenta de que no importa de dónde seas, hacer un show de cocina es igual en todo el mundo. Es algo muy bonito porque estás compartiendo cosas, invitando a la gente a tu cocina», sentencia.

Entre sus cocineros españoles preferidos está Ferrán Adrià, en su opinión una figura clave para que el mundo conociera la gastronomía de nuestro país. En este viaje, también se ha enamorado de las croquetas. «La atracción que despierta la cocina va más allá de la televisión. Pase lo que pase tenemos que comer, y preparar esos alimentos».

comentarios