Es Noticia
OT 2017

¿Realmente canta tan bien Amaia, la ganadora de OT?

Aurora Arteaga, profesora de jazz vocal e improvisación en el Centro Superior Música Creativa, analiza la voz de Amaia Romero, ganadora de OT 2017 y representante de España en Eurovisión

Amaia Romero, en la última gala de OT 2017 - Vídeo: Amaia y Alfred continúan con su amor fuera de la Academia
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

En la gala cero de Operación Triunfo estuvo a punto de no cruzar la pasarela, pero se sobrepuso. Amaia Romero logró ser la única finalista en hacer pleno de dieces en el tramo final del concurso y terminó arrebatándole el trofeo a Aitana, otra de las favoritas de OT 2017. Y aunque ya venía aprendida de casa, es evidente que su paso por el programa de la cadena pública es uno de los más satisfactorios: fuente inagotable de vídeos, evolución constante en cada gala, actuaciones memorables y una relación romántica.

Es una de las más pequeñas de la Academia, pero la edad nunca ha sido un lastre para Amaia, que además de ganar el concurso de TVE será, junto a su pareja Alfred, la representante de España en Eurovisión. La de Pamplona, donde se ha convertido en un fenómeno popular que esperan consagrar logrando que dé el chupinazo este año, no es nueva en esto de la música. Además de estudiar el grado profesional de piano en el conservatorio, Amaia Romero ya había hecho sus pinitos en televisión en el pasado, topándose con un «no» de Mónica Naranjo que ahora agradece. «Doy las gracias a Mónica Naranjo por mi expulsión de "El número uno"», reconoció hace una semana delante de ABC.

Carismática concursante de OT 2017, se ganó con su naturalidad al público, que también reconoció su potencial como músico, terreno en el que está especialmente preparada. «Creo que su formación musical ha sido determinante para quedar favorita en el concurso. Es fundamental que un cantante sea músico en el más amplio sentido, que domine no solo la técnica vocal, sino que tenga conocimientos de armonía y lenguaje musical y, si es posible, cierta soltura para tocar otros instrumentos. Amaia se ha formado como músico (...), demuestra una gran cultura musical, conoce y es capaz de cantar muchos géneros musicales distintos...», asegura a ABC Aurora Arteaga, profesora de jazz vocal e improvisación en el Centro Superior Música Creativa. «Es algo inusual en este tipo de concursos, a los que a veces llegan participantes con poca técnica vocal y escasos conocimientos musicales, dando la impresión ilusoria de que cantar bien es producto únicamente del talento o de la casualidad», añade la cantante y compositora madrileña.

Favorita incluso entre sus compañeros de la academia de Operación Triunfo, Amaia no tuvo sin embargo tantas oportunidades como ellos para demostrar su versatilidad. De los cuatro últimos finalistas de OT 2017, la ganadora del concurso fue la que ofreció un menor rango de estilos musicales durante sus actuaciones en las galas. Unos temas que, por otra parte, no elegía Amaia, que alternó sin inmutarse diferentes canciones dentro de la academia, desde cabeceras de series hasta Ojete Calor. «Amaia posee buena afinación y tiene un timbre de voz bonito, con mucho cuerpo en la zona central de su registro y un sonido muy personal. Dominar el instrumento y conseguir ese sonido individual y característico son dos metas importantes para la mayoría de músicos profesionales, y ella se acerca bastante a ambas», analiza Arteaga, que posee un extenso registro vocal y versátil en géneros como el jazz, la música afroperuana y brasileña. «Su voz, en términos generales de rango, se puede clasificar como mezzosoprano, aunque en su caso, además de tener más presencia en la zona central, también tiene bien trabajados los agudos, para obtener notas altas más flexibles y cristalinas cuando el repertorio lo pide», afirma la cantante, que incide en que Amaia posee bastante control sobre su voz, además de un vibrato y dejes en su timbre que le recuerdan a Silvia Pérez Cruz, ganadora del Goya a la mejor canción original en dos ocasiones.

Y aunque a veces ha forzado en la subida de medios a agudos, Arteaga, que no ha seguido el concurso y se ha limitado a analizar sus actuaciones, le augura un buen recorrido comercial si no descuida su formación. «Amaia es capaz de adaptar su forma de interpretar a varios estilos, ojalá continúe su formación y siga explorando su voz y su estilo personal, eligiendo cuidadosamente el repertorio que le apetece cantar». «Muchas veces estos programas son también un espejo en el que se miran muchos niños y adolescentes que quieren cantar y buscan referentes. El ejemplo de Amaia me parece beneficioso, porque muestra al público que para ser músico se necesita vocación, formación y un trabajo constante», concluye la profesora del Centro Superior de Música de Madrid y la Escuela de Música Creativa.