Es Noticia

Alonso Caparrós: «Consumía suficiente cocaína como para matar a siete caballos»

El presentador confesó en «Sálvame Deluxe» la terrible adicción que ha tenido durante años

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El presentador Alonso Caparrós, estrella de la televisión a finales de los 90 gracias al programa «Furor», confesó ayer su adicción a la cocaína, un vicio que le ha tenido mortificado durante dos décadas. Caparrós aseguró ayer en «Sálvame Deluxe» que consumía cantidades enormes y que vio la muerte de cerca.

El presentador habló a Jorge Javier Vázquez de sus años de máxima actividad en la televisión: «"Mi objetivo no era "Tengo que hacer ese programa de televisión". Mi objetivo era "Tengo que terminar ese programa de televisión para irme por ahí a hacer esto o aquello"», dijo, antes de entrar en detalles sobre sus adicciones.

Jorge Javier Vázquez le preguntó que cuánto consumía:

«Lo suficiente como para matar a siete caballos», respondió Caparrós, sin provocar la menor risa o comentario por parte del presentador. «No te lo puedes ni imaginar. No había fin».

«¿Pero de cuánto estamos hablando?», le insistió.

«No había fin», respondió Caparrós. «Era hasta que, sencillamente, mi cuerpo no podía más».

«¿Cinco gramos?», volvió a insistir Jorge Javier.

«No te contesto a eso porque creo que eso no es significativo», contestó con elegancia Caparrós. «Cuando te digo que era como para matar a seis elefantes imagínate que es una cantidad muy grande(...). Era para morirme. Al principio, cuando eres más joven, resistes más. Luego vinieron los episodios de ver la muerte aquí cerca», dijo, colocando la mano junto a sus ojos.

Consumía en «Furor»

Alonso Caparrós dijo caer en la cuenta de que había tocado fondo cuando veía que su consumo era diario. «Una noche estaba tan mal, que mi hija entró en la habitación a darme un abrazo y me escondí», reconoció. «En Furor, llegaron a atarme las piernas al taburete para que no se me movieran las piernas (...). Durante una época de mi vida podría haber muerto prácticamente todos los días».

El presentador dice haber contado este capítulo de su vida por su familia, que son quienes más sufrieron su adicción. «Espero que estén orgullosos. Lo hago también para que la familia de mi esposa sepa también con quien se ha casado».