Adrián, Sandra y los fantasmas que ve ella: una cita extrasensorial en «First Dates»

El programa de Carlos Sobera trae a una de las comensales más peculiares que hemos visto hasta ahora

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Cuando creemos que «First Dates» ya no puede sorprendernos más, va y lo hace. En lo que parecía ser una noche más, hemos encontrado una de las comensales más peculiares que nos podíamos imaginar.

Todo empezó como una cita normal. Chico conoce a chica y se hacen ojitos. Adrián es un programador de 24 años que busca, más o menos, lo que el resto. Sandra es una joven estudiante de 21 años que, a priori, parece bastante normal. Poco tardó la comensal en confesar que era una gran fan de Justin Bieber. «Le he tocado», contaba. Menos mal que Adrián se lo tomó con humor y le contestó: «Pues yo me vestí de él. Bueno, me vistieron». En un intento de cambiar de conversación, el comensal decidió confesarle su pasión por los tatuajes. «¡Hala! Que bonito», le decía ella al ver su brazo tatuado.

Él creía que ya estaba todo hecho. La cena casi estaba terminando y parecía que la química entre ellos, aún había una sorpresa por descubrir. «Veo fantasmas», confesaba Sandra. «Bueno, una chica normal, solo que ve cosas un poco más allá», le contestaba su pareja. Ante la atónita mirada de Adrián, le explicó cómo actúa cuando los ve: «No les hago mucho caso, para estar bien, porque si no me pongo muy nerviosa». Eso sí, Adrián no se pudo resistir a preguntarle si había algo en el restaurante de «First Dates», ella solo utilizó una sonrisa como respuesta.

comentarios