GH Revolution

Acusaciones de tongo en directo tensan Gran Hermano y enfurecen al presentador: «Podéis ir al juzgado»

Una parte del plató se hizo eco de unas quejas que ya se habían manifestado en redes sociales, y ante la respuesta de Jorge Javier, abandonaron Gran Hermano Revolution

Jorge Javier, tras las acusaciones de tongo en GH Revolution
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Gran Hermano Revolution prometió ponerlo patas arriba. Sorpresas, secretos y una vuelta al formato original, pero se quedó sin garantías desde el arranque de su edición número 18.

Los fans del programa, que asumieron la marcha de Mercedes Milá con toda la entereza que pudieron, no dudaron en reprender al reality las decisiones tomadas: se sentían engañados. Las críticas han sido constantes desde el inicio de GH, y han continuado durante la segunda gala.

En lugar de una cabra, el mejor amigo de Pilar es un burro; la Paris Hilton española se parece más a Fresita de lo que querría admitir, y en vez del chino Han está la china Yangyang y, por supuesto, algún italiano. Ni las rencillas, ni el papel de villano en el concurso entusiasman. Ni qué decir las estrategias, con preguntas manidas sobre qué chica o chico les gustan, enganchan. El casting no encandila, es vacuo y tira de clichés, mientras que los espectadores cargan contra GH Revolution en redes sociales acusando al programa de haberse «cargado el formato». Pensaron los televidentes que la organización del reality de Telecinco les haría caso en la petición más unánime, el 24 horas de la Casa de Guadalix de GH, pero de momento el ansiado anuncio sigue sin comunicarse.

Por si no fuera suficiente con la carga, durante la segunda gala de Gran Hermano Revolution emitida este jueves hubo gran tensión en plató. Una parte del público no dudó en reprochar al concurso que había tongo en la elección de los concursantes, haciéndose eco de una queja que ya se había vertido en Twitter.

Jorge Javier, algo enfadado, no tardó en salir al paso de las críticas, de forma contundente: «Si creéis que ha habido tongo lo que tenéis que hacer es ir al juzgado. La dirección se me va a echar encima, pero si no vais a estar cómodos podéis abandonar el plató», espetó al público, y una parte de la grada no tardó en atender su petición, abandonando Gran Hermano.

No es la primera vez que la sombra del fraude planea sobre esta edición de GH Revolution. Después de no haber sido elegido en la primera gala del reality, Cristian Moreira, uno de los 100 aspirantes a entrar en la Casa de Guadalix, denunció a la organización desde su cuenta de Instagram, asegurando que están todos los concursantes «contratados desde fuera». Poco después de sus polémicas palabras, el joven eliminó su perfil.

comentarios