Es Noticia

¿Por qué participa Israel en Eurovisión si está en Asia?

El país mediterráneo ha concursado ya en 40 ocasiones en el festival europeo, y en tres se ha llevado el máximo galardón

Israel, ganador de Eurovisión 2018

La actuación de España en Eurovisión 2018: Amaia y Alfred cantan «Tu canción»

Un espontáneo salta al escenario de Eurovisón 2018 durante la actuación de Reino Unido

Dana Internacional ganó para Israel el festival de Eurovisión en 1998 con «Diva»
Dana Internacional ganó para Israel el festival de Eurovisión en 1998 con «Diva» - AP
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Israel parte este año como uno de los países favoritos para ganar el festival de Eurovisión desde que Netta resultó elegida como representante con la canción «Toy». A pesar de su situación geográfica, el país mediterráneo ha participado ya en 40 ocasiones en el festival europeo porque es miembro de la Unión Europea de Radiodifusión (UER). Dicha organización se encarga de organizar los intercambios de programas, coordinar las coproducciones, negociar los derechos de difusión y participar en el desarrollo de nuevas tecnologías. Según datos del año 2015, la UER tiene 73 miembros activos en 56 países de Europa, la cuenca Mediterránea y Asia Occidental.

El caso de Israel no es el mismo que el de Australia, porque a pesar de que ambos países participan en el festival, solo los israelíes son miembros activos. El país oceánico forma parte de la UER y paga su cuota pero su estatus dentro de la organización es de miembro asociado (como lo son también Estados Unidos, Nueva Zelanda o Japón). Pero Australia debutó en Eurovisión en 2015 como parte de la celebración del 60 aniversario del concurso como premio a un país que llevaba emitiendo el festival durante más de treinta años sin ni siquiera competir. El gran éxito de su participación entre los eurofans llevó a la UER a invitarlo de nuevo año tras año.

En todos estos años en los que ha participado, Israel ha ganado en tres ocasiones el premio máximo. En 1978 lo hicieron por primera vez con «A-ba-ni-bi», de Izhar Cohen y Alphabeta y justo un año después con «Hallelujah», de Gali Atari & Milk and Honey. Para la tercera victoria tuvieron que esperar hasta 1998, cuando Dana Internacional triunfó con «Diva» no sin levantar revuelo en entre los judíos otodoxos de su país por toda la atención mediática recibida por tratarse de la primera victoria de un transexual en el festival de Eurovisión.

Aunque este año Netta interpretará un tema calificado como «feminista» debido a su letra, no han sido pocas las ocasiones en que los artistas israelíes han aprovechado la plataforma que les ofrece el escenario de Eurovisión para lanzar mensajes de paz. En 2009, Noa interpretó «There must be another way» junto a Mira Awad, otra cantante de procedencia árabe. En el año 2000 sus representantes lucieron banderas de Israel y Siria al finalizar su actuación.