Hughes - Televerité

La eliminación de la Misa en TVE, una propuesta gilisoviética de Podemos

La retransmisión de TVE triplicó su audiencia

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La eliminación de la misa de TVE fue una propuesta gilisoviética de Podemos, apoyada por algunos señores de tocado ilustrado, todo según la absurda y común idea de que la religión es un acto privado, íntimo, confinable en la conciencia individual, cuando es lo opuesto: la religión tiene una dimensión necesariamente pública. ¿O es que acaso es privado el culto? Eso es precisamente la liturgia: el culto público a Dios.

Cuando quieren excluir la religión de todo ámbito público lo que están haciendo es eliminarla, imitando modelos sovietizantes unos, e impostando otros un laicismo ajeno, francés. Pero la laicidad es de muchos tipos, y admite cooperación, moderaciones mutuas. Por ejemplo: conservar esos mínimos espacios religiosos en televisión.

El problema a veces no está en el catolicismo, sino en el ateísmo. Quienes presumen de ateos lo son energuménicamente. Prestamos atención a un ateísmo afrancesado y comecuras, pero hay otro ateísmo español y humilde, católico.

Ideal: ser laico por consideración a las religiones; y ser respetuoso con la religión, y hasta generoso, por aprecio del propio ateísmo.

Iglesia es liturgia, sin ella no sobrevive, dijo Ratzinger. Pero nos da igual; la misa debería mantenerse aunque nadie la viera y fuera solo vestigio de un culto. ¿Dónde topar (milagro de zapping) con el misterio, lo que va de razón a fe, la transubstanciación o el origen remoto del júbilo señorial y la alegría dominical?

comentarios