Tras 24 años de la muerte de Pablo Escobar aún persiste el misterio: ¿asesinato o suicidio?

Tanto «Narcos» como «Escobar, el patrón del mal» decidieron reflejar la versión apoyada por el Bloque de Búsqueda

Vídeo: ¿Cómo fue realmente la muerte de Pablo Escobar? | El agente de la DEA Jack Steve junto al cadáver de Pablo Escobar
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Hace 24 años del principio del fin del Cartel de Medellín. El 2 de diciembre de 1993, Pablo Emilio Escobar Gaviria, más conocido como Pablo Escobar, fue arrinconado en un tejado de los bajos fondos de Medellín por el Bloque de Búsqueda, un grupo especial con más de 500 hombres que el gobierno había creado para encontrar y acabar con su vida.

¿Quién no ha oído hablar de Pablo Escobar o de «El Patrón»? ¿Quién no ha escuchado las leyendas del que convirtió a Colombia en la capital de la droga tras explotar el tráfico de la cocaína hasta límites insospechados? El líder del Cartel de Medellín ha inspirado ficciones como «Narcos» o «Escobar, el patrón del mal», pero también se logró el cariño del pueblo colombiano mientras ordenaba más de 10.000 asesinatos y amontonaba la mayor fortuna de su país y una de las mayores del mundo, una que superaba los 9.000 millones de dólares. Sin embargo, el día de su muerte sigue rodeado de una pregunta: ¿se suicidó «El Patrón»?

Desde el día en el que Escobar escapó de «La Catedral», la prisión con todos los lujos que puedas imaginar construida por él, sabía que su fin estaba cerca. En un intento por retrasar su captura, el Cartel de Medellín comenzó una nueva campaña de asesinatos de manos de más de un centenar de sicarios. Pero el Bloque de Búsqueda le pisaba los talones a Escobar. Lo único que necesitaban era una llamada para poder rastrear su posición.

El 2 de diciembre fue cuando Escobar contactó con su hijo Juan Pablo (aunque hay quien asegura que fue la propia madre de «El Patrón» quien «le vendió»). Esta vez el taxi que utilizaba como cabina telefónica portátil no le había servido para despirtarles. Pablo Escobar estaba localizado. Se encontraba en la casa 45D-94 de la calle 79, de Medellín, «una vivienda de ladrillos, de dos plantas, sencilla y con una palmera achaparrada enfrente», según explica el periodista y escritor norteamericano Mark Bowden en el libro «Killing Pablo (Matando a Pablo)». No estaba solo. Su guardaespaldas Álvaro de Jesús Aguleo, «El Limón», se encontraba con él. Cuando tres policías entraron en la casa, ambos buscaron la ventana más cercana para continuar su huida por los tejados vecinos, pero estaban rodeados.

[La auténtica muerte de Pablo Escobar, ¿se suicidó el sanguinario Zar de la cocaína?]

El primer disparo que alcanzó a Pablo Escobar procedía del fusil de un agente que cubría la salida posterior de la casa, como cuenta César Cervera. El «capo» fue alcanzado en la parte de atrás del hombro por una bala que se alojó entre los dientes 35 y 36, según el dictamen de los forenses. Un segundo disparo perforó su muslo izquierdo, lo que le impidió volver a levantarse. Es aquí donde comienza la polémica, con el tercer disparo. Este proyectil alcanzó la cabeza de Pablo Escobar. Lo hizo a poca distancia y entró desde el lado derecho de la cara para salir por el izquierdo. La familia Escobar mantiene que el narcotraficante, al verse acorralado, se suicidó. De hecho, las últimas palabras de Escobar, recogidas en una de las grabaciones telefónicas realizadas por el Bloque de Búsqueda, se escucha: «A mí nunca en la gran puta vida me van a atrapar vivo». Sin embargo, este hecho ha sido desmentido en diferentes ocasiones por el Bloque de Búsqueda.

«Narcos» fue fiel al testimonio de los agentes de la DEA
«Narcos» fue fiel al testimonio de los agentes de la DEA-NETFLIX

¿Qué versión escogieron?

Tanto «Narcos» como «Escobar, el patrón del mal» decidieron reflejar la versión apoyada por el Bloque de Búsqueda. La ficción de Netflix apostó por el testimonio de los agentes de la DEA Javier Peña y Steve Murphy, quien fue testigo del último tiroteo de Pablo Escobar. En la ficción de Netflix, Pablo Escobar es herido dos veces por el mismo francotirador antes de ser ejecutado por el policía del equipo de Murphy y Peña, el colombiano Trujillo (intepretado Jorge Monterrosa), quien le pegó un tiro en la cabeza.

«Creo que los verdaderos héroes de 'Narcos' son los colombianos, los personajes como el presidente César Gaviria (Raúl Méndez) y Rodrigo Lara (Adan Canto), quien fue asesinado en la primera temporada, y las personas de este país que lucharon contra un gran poder como es el tráfico de droga y el narcoterrorismo», dijo el actor que da vida a Escobar, Wagner Moura, en una entrevista con «The Hollywood Reporter». «Así que en el balazo del final creo que hay cierto simbolismo que termina reforzando lo que estoy diciendo. Aunque es algo muy brutal y horrible, después de haberse ejecutado a alguien, incluso si esta persona es Pablo Escobar, es simbólico y refuerza el papel que la Policía de Colombia y los colombianos tuvieron en la lucha contra el tráfico de drogas», agregó.

comentarios