Tatiana Maslany dice adiós a «Orphan Black»

La actriz desvela los entresijos del final y deja la puerta abierta a un spin-off

Tatiana Maslany
Tatiana Maslany - ABC
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

«Orphan Black» termina. La ficción, protagonizada por Tatiana Maslany, nos abandona tras cinco temporadas. Ni siquiera ella sabía que la serie introduciría un misterio tal como el de estas dos hermanas que navegan la moralidad, la filosofía, la genética, el feminismo, la familia y una conspiración complicada. «Ni siquiera sabía que Helena existía hasta que estuve en el rodaje del episodio dos de la primera temporada. No sabía nada sobre dónde iba la trama. Fue como '¿Cómo hacemos esto, cómo es posible esto?'. ¡Fue un desafío increíble!», confiesa Maslany en «Marie Claire».

En el final de la serie, los clones (cada personalidad elaborada tan magistralmente por Maslany que es fácil olvidar que ella los toca todos) finalmente derriba al hombre conocido como P.T. Westmoreland (Stephen McHattie) –que no es un genio de 170 años de edad responsable de descubrir la clave de la supremacía genética, sino más bien un egomaníaco de 70 años obsesionado con la inmortalidad– y su ayudante, Virginia Coady (Kyra Harper) presumiblemente derrumbando su movimiento Neolution.

Como ya sabes, el final estuvo dividido en dos. «El final tuvo como dos partes. Sarah no ha aceptado por completo la pérdida de S o aún no ha asumido el hecho de que ahora ella puede hacer lo que quiera. Uno de mis finales favoritos es el de Rachel porque es muy ambiguo. No sabemos qué va a hacer ella ahora, está completamente sola. Continúa fuera del mundo de los otros clones. Es como es y no sé si rendirá completamente», desvela Maslany.

¿Cómo querían que fuese el final?

La intención inicial para el capítulo final era contar cómo descubrieron los clones que había 274 más en todo el mundo. Sin embargo, no pudo hacerse porque no tenían tiempo suficiente para rodarlo puesto que «había más de 70 cambios de vestuario y no iba a ocurrir». Además, hubo (por fin) final feliz para Cosima y Deplhine. «Tuve tuvieron un final feliz. Han pasado por todo desde el primer día y siempre se han mantenido a ambos lados del sistema. Es importante para nosotros mostrar que una pareja gay pueden tener una vida normal y feliz después de que usaran sus habilidades para que a los demás no les ocurriera nada», relata Maslany.

¿Habrás más de «Orphan Black»? «Si hubiera una historia que realmente queremos contar y que encaje en el universo de 'Orphan Black' y que fuera vital, diferente y nuevo, entonces sería genial. Pero hemos terminado todo esto antes de que eso ocurra y que hubiera ocupado mucho tiempo. Pero afortunadamente el final ha dejado ha provocado que la gente quiera más en vez de que hayan pensado: 'Gracias a Dios, ha terminado'». Así zanajaba la actriz la posibilidad de una continuación de la serie en una entrevista con «The Hollywood Reporter».

comentarios