Es Noticia

«Save me», el lado más oscuro de las desapariciones de niños

La serie se estrena al completo y bajo demanda este martes en Sky España

Lennie James
Lennie James - SKY
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Sky estrena hoy en su plataforma de pago en España «Save Me», una serie escrita y protagonizada por Lennie James (Morgan Jones en «The Walking Dead» y el superintendente Tony Gates en «Line of Duty»). La ficción, cuya primera temporada consta de seis episodios de 45 minutos cada uno, trata sobre un hombre mujeriego y despistado, al que da vida James, que debe afrontar la repentina desaparición de su hija de trece años, a la que apenas conoce y lleva diez años sin ver. Sky lanzará los seis capítulos bajo demanda (de manera íntegra) este martes.

«Save Me» es «una serie diferente, algo distinto a lo que se ha visto hasta ahora en televisión a lo largo de la historia», explica desde el otro lado del teléfono su director, el experimentado Nick Murphy, ganador del BAFTA en 2009 a Mejor Drama por la serie «Occupation». «Es una historia sobre un padre que va en busca de su hija y se mete de lleno, junto a su gente, en unos mundos muy oscuros para encontrarla. Un relato de humanidad y desesperación, pero también con dosis de humor», cuenta.

La ficción no se focaliza «sobre la investigación policial, sino sobre la historia de un padre que sabe que cometió un error al no haber conocido apenas a su hija». Una serie en la que «todos son potencialmente culpables» y en la que la desaparición de la niña «es solo la punta del iceberg», pues la trama se adentra «en los mundos oscuros que envuelven a las desapariciones y abusos que sufren los niños de una manera en la que nunca se ha enfocado en televisión», asegura Murphy, que se inspiró en las experiencias de su infancia en Liverpool.

Tema de actualidad

La serie afronta un tema que, tristemente, está de moda en España, como es el de la desapariciones de niños. Un asunto que ha sido tratado recientemente en otras ficciones españolas como «Sé quién eres» y «Bajo sospecha» y a nivel internacional, por «Stranger Things» y «Dark». Sin embargo, «Save Me» pretende ir un paso más allá. «Las desapariciones y abusos sobre niños son un problema muy real. Pero, ¿qué les pasa a esos niños cuando son secuestrados? También queremos enseñar cómo funciona ese mundo que hay detrás y el impacto emocional que la desaparición tiene en su entorno», afirma Murphy. Más de 6.000 personas están, a día de hoy, en paradero desconocido en España.

Murphy también ha dirigido episodios de «The Last Kingdom» y «La niebla», ambas disponibles en Netflix. así como películas como «La maldición de Rookford» (protagonizada por Rebecca Hall) y «Blood». Todos ellos, proyectos con grandes trazas de drama e inquietud. «Me encanta contar las experiencias y los sentimientos de la gente en sus momentos más difíciles, enfocar las vidas de los protagonistas ante las situaciones más paranormales», asegura el director, que se desmarca de otros géneros más como la comedia, que define como «un auténtico riesgo». «La comedia es tan peligrosa que incluso me asusta. Si haces una película de ese tipo en la que gente no se ríe, sabes que has fallado, independientemente de que lo demás sea perfecto. Hacer comedia es algo muy difícil», asegura el cineasta.

Por ello, el ganador del «fantástico e inigualable» BAFTA de 2009 se atreve con «Save Me», un proyecto en la línea de los suyos anteriores y que describe como «un cóctel perfecto para todos los públicos».