Series - Noticias de Series

El programa que Cuatro se niega a cancelar

La cadena reactiva su compromiso con «Hazte un selfi» pese a los insuficientes datos de audiencia y con «Proyecto Bullying» tras los obstáculos que les impuso la Fiscalía de Menores

El programa que Cuatro se niega a cancelar

Nació hace poco más de dos meses con la pretensión de competir de tú a tú con «Zapeando», pero «Hazte un selfi» no ha dado la talla, y tampoco ha logrado consolidarse entre el público de Cuatro. Los bajos niveles de audiencia situaron al programa de Uri Sabat en el ojo del huracán, con la cadena de Mediaset volcada en un novedoso talk show que no encontraba su nicho.

Ficharon a Adriana Abenia e introdujeron el corazón en el espacio, pero ni siquiera la nueva fórmula permitió que el share remontase. Con poco más de un 3% de cuota, el programa se mueve en un peligro espacio, aunque los directivos de la cadena se niegan de momento a cancelarlo.

«"Hate un selfi" está en la UVI por el dato, un dato bastante poco llamativo», ha admitido Mariano Blanco, director de contenidos de Cuatro, que reconoce que pese al cambio al que han sometido al programa, «no ha presentado mejoras».

Asumiendo que «no tiene fecha de caducidad» y que debe continuar en antena, la «reformulación» que pretenden pasa por introducir nuevas secciones y caras nuevas, e «ir monitoreando», calculando la acogida de los cambios que pretenden insuflar algo de oxígeno a un formato que no termina de encajar en Cuatro.

«Tenemos que ver hasta cuando podemos mantener el producto por el dato, pero seguimos con mejoras diarias. Continuaremos trabajando sobre la marca. No sé si estamos en el camino adecuado, parece que no, pero vamos a seguir trabajando para ver si podemos tener recorrido. Dentro de unos límites, vamos a tener paciencia. No se trata de dar volantazos, iremos haciendo pruebas e introduciendo nuevo contenido», ha aseguardo Mariano Blanco.

La insuficiente cuota obtenida por el programa de Adriana Abenia y Uri Sabat evidencia la falta de recursos de la cadena urbana de Mediaset para cubrir sus tardes. Después de prescindir de las ficciones extranjeras, que «se producen de manera diferente, para otros soportes y plataformas», Cuatro explora nuevas estrategias con las que paliar los bajos índices de esta franja. «Sabemos que tenemos que invertir ahí, pero no está definido el tipo de producto. Queremos llegar con algo realmente novedoso, no con cualquier cosa. Cuando estemos convencidos de que tenemos algo bueno, lo acometeremos», ha explicado el director de contenidos de Cuatro.

«Proyecto Bullying», una carrera de obstáculos

No es el único proyecto que se le resiste a Cuatro, inmerso en su apuesta por la producción propia con sello español para el próximo 2017. Tras «los sinsabores» de la primera entrega y después de una reformulación provocada por la carrera de obstáculos que se han interpuesto en su camino, Cuatro ratifica su compromiso con un problema social extendido en España y rescata «Proyecto Bullying».

«Después de idas y venidas, hemos reactivado la denuncia a este problema social dentro de la campaña "12 meses"», ha reiterado Mariano Blanco, para quien el programa presentado por Jesús Vázquez solo pretende «concienciar de un problema que es serio, no una simple gamberrada».

«Proyecto Bullying» generó ciertas dudas debido a ciertas restricciones legislativas como los derechos de protección del menor y se encontró de lleno con el veto de la Fiscalía de Menores, que le obligó a reinventar el programa para lograr su permanencia. «Vamos a ver y a escuchar a niños pero no les vamos a identificar. Es lo que nos obligan a hacer para que su identidad e intimidad no se vean perjudicadas. Utilizaremos recursos gráficos que van encaminados a que no se les conozca. La esencia del programa, aún con fotografías tratadas, se mantiene con el beneplácito de la Fiscalía», explica Mariano Blanco.

Toda la actualidad en portada

comentarios