Top

Netflix Cinco motivos por los que nos encanta «Unbreakable Kimmy Schmidt»

Netflix estrena este viernes 19 de mayo la tercera temporada de la ficción protagonizada por nuestra «chica topo»

AnteriorSiguiente
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5
Navegue usando los números

Problemas cotidianos

[Cuidado, esta información contiene spoilers de las dos primeras temporadas de «Unbreakable Kimmy Schmidt»]

Esta joven de veintitantos, que pasó los últimos 15 años de su vida en un búnker subterráneo en Indianápolis al ser miembro de una secta liderada por un falso pastor que la engañaba, sigue en su lucha por readaptarse a la sociedad tal y como la conocemos. Sí, sigue siendo aniñada y demasiado inocente, pero coraje no le falta. Tras encontrar un piso en la gran ciudad, un trabajo decente y sacarse el graduado, Kimmy Schmidt se enfrenta a un nuevo reto: la universidad. Tendrá que averiguar a dónde ir, cómo pagarlo y lo que significa la universidad para una persona como ella.

Enfrentarse al pasado

A medida que van pasando las temporadas, vemos como Kimmy va madurando (a la fuerza). En este tercera temporada ha llegado el momento de enfrentarse de una vez al reverendo Richard Wayne Gary Wayne (Jon Hamm), el hombre responsable de que a Kimmy haya estado quince años encerrada. La última vez que vimos a Kimmy, recibía una llamada del pastor desde la prisión para pedirle el divorcio porque aseguraba haber encontrado el amor. «Reviviremos esa historia. (...) No sé qué puedo adelantar y qué no, excepto eso, que ese matrimonio fue real y que están trabajando para que ella pueda descubrir cómo salir adelante de eso», dijo la actriz que da vida a Kimmy a «E! News».

Aunque ya lleva un tiempo en terapia para tratar de restablecer una vida normal, tarea que no ha sido fácil para la protagonista ya que le está siendo difícil deshacerse de ciertos recuerdos. «Pienso que el momento más importante de la segunda temporada fue cuando (Kimmy) aceptó que no puede cambiar a las personas y que tan solo puede controlar sus reacciones. En esta temporada aún estará lidiando con todo eso. Creo que aún está muy enfadada con muchas cosas que no puede cambiar», asegura Kemper.

Estrellas invitadas

Ya hemos visto grandes rostros como el recién mencionado Jon Hamm, pero no ha sido el único. No nos podemos olvidar que la increíble Lisa Kudrow (Pheobe, en «Friends») dio vida a Lori-Ann Schmidt, la madre de Kimmy que nos ayudó a olvidar la fallida interpretación de Tim Blake Nelson como el padrastro de la joven y nos enseñó uno de los eslabones de la cadena que llevó al secuestro de Kimmy, como su imposibilidad para atarse los cordones y la responsabilidad que tuvo su madre en ese detalle.

La cocreadora de «Unbreakable Kimmy Schmidt», Tina Fey, también ha tenido sus momentos en la serie al interpretar dos papeles completamente diferentes. En la primera temporada, Fey interpretó a una símil Marcia Clark, la fiscal de distrito del caso contra O.J. Simpson; un papel que le valió una nominación al Emmy como mejor actriz invitada. Mientras que en la segunda temporada, volvió como la psiquiatra Andrea Bayden que intenta ayudar a Kimmy a superar los traumas provocados por los quince años de encierro, al tiempo que lucha contra su alcoholismo.

Anna Camp, Joshua Jackson, Fred Armisen, Zosia Mamet, Josh Charles o Jeff Goldblum, son algunos de los nombres que deberíamos de incluir en la larga lista de actores invitados a la ficción de Netflix que nos han robado el corazón.

Titus y su gran gusto musical

Que Titus (Andromedon) es más diva de lo que la mitad de nosotros seremos no hace falta ni decirlo. En la tercera temporada volver a disfrutar de su talento a lo Beyoncé. Aunque Titus no ha tenido la mucha suerte en sus aspiraciones como actor musical, este personaje podrá por fin la oportunidad para sacar a relucir sus dotes de diva, como ya hizo durante el rodaje de «Peeno Noir» en la segunda temporada de «Unbreakable Kimmy Schmidt».

«Nunca imaginé que fueran capaces de hacer algo así, pero es feroz en el sentido de que nunca pensé que dejarían a Titus ser tan auténtico. Es muy, muy gracioso, pero el subtexto emocional es conmovedor y realmente sorprendente. Estás llorando, pero riendo al mismo tiempo», comentó el actor Burgess a «E!».

El amarillo

Es cierto que «Unbreakable Kimmy Schmidt» no es la primera serie que apuesta por este color. Otras, como «Utopía» ya lo habían hecho antes. Sin embargo, Tina Fey ha sabido encajarlo dentro de la imagen de la serie, especialmente en el vestuario de Kimmy para recordarnos que es un poco más niña de lo que debería ser. Que sí, que nos sabemos el refrán de «No hay campo sin grillo ni cateto sin amarillo». Aún así, nos encanta.

AnteriorSiguienteToda la actualidad en portada

comentarios