Es Noticia
Centro médico

Lolita y Elena Furiase «se matriculan» en medicina

Madre e hija debutan hoy (18:15) en la serie diaria de La 1, que la pasada semana cumplió 900 episodios

Lolita y Elena Furiase, en una foto de archivo
Lolita y Elena Furiase, en una foto de archivo - R. SERRANO (ABC)
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Lolita y Elena Furiase se ponen hoy (18.15) por primera vez la bata blanca en «Centro médico», la 'docuficción' que emite La 1 en formato diario. La serie, producida por RTVE y Zebra Producciones, incorpora así dos rostros muy conocidos a su reparto, que encabezan Jesús Olmedo («Hospital Central», «Gran reserva», «Hispania»), Lucía Ramos («Física o química»), Jesús Cabrero («Hospital Central») y Ana Caldas («Carmina»), entre otros.

La serie cumplió la pasada semana 900 episodios en antena en las siete temporadas y dos años y medio que lleva en emisión. En ella, a partir de hoy, Lolita encarnará a Manuela, «una enfermera gitana a la que le ha costado muchísimo sacar su carrera adelante», como cuenta la actriz a ABC. Su papel tiene un rol con un significado intrínseco y especial para ella, más allá de la medicina. «Es un personaje que me sirve para reivindicar que la gente de raza gitana también podemos estudiar y tener carrera. Muchas veces se nos denigra y se piensa que todos somos unos “quinquis”. Pero no es así, hay gitanos que son abogados y médicos», explica al respecto de 'su' Manuela, que considera que puede aportarle «mucha cultura y conocimiento» en la materia. «¡Voy a aprender medicina sin haberla estudiado!», revela la reconocida actriz y cantante.

Conocimientos que también asimilará su hija, Elena Furiase, que llega para dar vida a la inexperta pero prometedora doctora Eva Soria. «Es una mujer muy segura de sí misma. Pero también muy exigente con su trabajo, lo que la lleva a tener ciertos problemas con sus compañeros», explica sobre su papel, que también ampliará sus conocimientos en el campo. «Hay actores aquí que dicen no ser médicos, pero que se atreverían a diagnosticar», afirma la joven intérprete, que incide en uno de los aspectos diferenciadores de la serie: la ausencia de diálogos en los guiones. «Es cierto que nos dan varias pautas y que hay cosas que sí que tenemos que decirlas tal cual, pero podemos improvisar mucho. Y es muy divertido, porque tienes que estar más atenta y se enriquece mucho más la escena. Es muy interesante».

Ambas se muestran encantadas de volver a trabajar juntas, como ya hicieron en la serie «El internado» y en las películas «El libro de las aguas» y «Luz de soledad». «Es un lujo y una suerte compartir lo que más te gusta con tu familia. Lo hace todo mucho más casero y acogedor», confiesa Furiase. «Es un gusto, sobre todo porque así la veo más. Además, a ella la contrataron antes que a mí y eso es un orgullo», desvela por su parte Lolita.

Una «casualidad muy bonita»

Aunque apenas tendrán tramas conjuntas en la ficción, la coexistencia de ambas actrices en la serie, explican, es fruto de una «absoluta coincidencia». «Fue una casualidad muy bonita para nosotras. ¡Nos llamaron a cada una por un lado!», afirma Furiase. Como también lo fue el hecho de que en la serie vaya a aparecer otro miembro de la saga Flores, el joven Chema Moreno, primo de la joven y sobrino de Lolita, que tendrá un papel episódico. «Es muy curioso, porque él nos contó que iba a salir en la serie antes de que a nosotras nos llamasen para entrar en ella», cuenta Furiase. A Lolita, por su parte, esta coincidencia no le sorprende. «¡A la familia Flores ya se la conoce mucho en este país! ¡Somos artistas!», señala orgullosa.

Lolita deja patente su alegría por volver a hacer ficción en la pequeña pantalla, donde también hace de jurado en «Tu cara me suena» (Antena 3), aunque manifiesta que no siempre ha sido así. «Cuando no tenía trabajo, nadie se acordaba de mí. Ahora que gracias a Dios vuelvo a tenerlo, todo el mundo te dice: “¡Vaya, si estás en todas partes!”. Pero cuando no estaba en ninguna, ni siquiera me llamaban. Eso también hay que decirlo», comenta al respecto del «complicado» trabajo de los artistas. «Hay meses en los que tienes mucho trabajo y otros en los que no tienes nada. Somos muchos y habría que repartir para todos».

Madre e hija se reafirman en la importancia que tiene «Centro médico» y en el trabajo de concienciación que realiza. «Es una serie muy buena, tanto como otras a las que igual se les da un mayor recorrido solo porque tengan actores más famosos. Es informativa, con tramas muy interesantes y que hace una labor social muy grande», relata Lolita. «Es tan buena como cualquiera y hay un trabajo extraordinario. Creo que hay veces que se prejuzga y a lo mejor porque una serie no sea de 'prime-time' o una superproducción no se le da la importancia que merece», enfatiza Furiase, muy feliz por retornar a la pequeña pantalla. «Tenía muchas ganas de volver a la tele. Es un medio que te activa, muy inmediato y que te pone las pilas».