«Las chicas del cable» vuelven bajo el lema «la unión hace la fuerza»

La segunda temporada de la serie española de Netflix se estrenará el día de Navidad

Ana Fernández, Blanca Suárez, Nadia de Santiago, tres de las «cable girls», como se las conoce en el mundo
Ana Fernández, Blanca Suárez, Nadia de Santiago, tres de las «cable girls», como se las conoce en el mundo - Netflix
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Si hay algo que une incluso más que la amistad es compartir un secreto. En la segunda temporada de la serie española «Las chicas del cable», que Netflix estrenará el día de Navidad en más de 180 países –se podrá ver entera a partir de las 9.01–, las protagonistas, Lidia (Blanca Suárez), Carlota (Ana Fernández), Marga (Nadia de Santiago) y Ángeles (Maggie Civantos) se verán obligadas a ocultar un crimen relacionado con esta última que pondrá a prueba su complicidad.

«En esta temporada la esencia permanece, pero ha pasado el tiempo y las chicas deben ocupar lugares de madurez que serán decisivos para los personajes», cuenta Blanca Suárez sobre los ocho nuevos capítulos de la ficción producida por Bambú, a la que se incorporan actores como Ernesto Alterio, Andrea Caballo y Antonio Velázquez. «Con el lema “la unión hace la fuerza” y el apoyo de tu gente puedes hacer cosas sobrehumanas, eso permanece más que nunca. Y en la vida creo que es igual. Hay amigos que se convierten en tu familia y son esenciales», añade.

«Ángeles se pasa toda la temporada ocultando, pero dentro de toda esa oscuridad ella empieza a estar muy ilusionada con el futuro que le queda por delante, con su independencia, ser libre… Y se encuentra a sí misma dentro del drama», apunta Maggie Civantos sobre el futuro de su personaje. Incluso Marga, la más tierna, sensible y cómica del grupo –«ella es pollito», bromea Nadia de Santiago–, se crece ante la adversidad. En el ámbito sentimental, se enredarán las cosas en el triángulo amoroso que forma Lidia con Carlos (Martiño Rivas) y Francisco (Yon González) y en la particular relación poliamorosa que mantiene Carlota con Sara (Ana Polvorosa) y Miguel (Borja Luna). «Empezarán a surgir conflictos entre ellos», subraya Polvorosa. «Pero hay tramas amorosas y de todo tipo: algunas sustentadas por el thriller, persecuciones, identidad sexual... No todo es amor, pero aunque lo haya, ¿qué pasa? Son temas que interesan y esta es una serie de entretenimiento para toda la familia», puntualiza Civantos.

Bandera feminista

Ahora que las series protagonizadas por mujeres («Feud», «Big little lies», «Glow»...) empiezan a obtener reconocimiento, «Las chicas del cable» sigue enarbolando la bandera feminista de la que presumió en la primera entrega. «Para mí es una serie feminista porque está protagonizada por mujeres que quieren ser libres y ellas mismas, pero no tiene una tesis cerrada porque es una serie familiar. En el caso de mi personaje, por ejemplo, no quiero que nadie piense que hay que generar violencia para conseguir ciertas cosas. Pero sí saca temas que hoy son muy importantes y abanderan las tesis más básicas del feminismo: mujeres que quieren ser más libres y lograr una sociedad más justa. Gracias a ellas la sociedad avanzó», expone la también actriz de «Vis a vis».

¿Ahora que salen tantos casos de acoso sexual es más importante hablar y apoyarnos unas a otras? «Es importante que nos apoyemos todos», insiste Suárez. «Y si le pasara a los hombres, también», subraya De Santiago. «En temas tan importantes, es fundamental no sentirte solo, sino arropado y apoyado para poder enfrentarte a ello», afirma la primera.

Las españolas más internacionales

«Las chicas del cable»” es, además, una de nuestras series más internacionales, con un público potencial de más de cien millones de espectadores en todo el mundo. «Es genial, pero cuesta creerlo porque no viajas ni percibes lo que pasa en la calle», cuenta De Santiago. Entre los países donde han tenido mejor acogida, o al menos desde donde reciben más mensajes de apoyo, están México, Argentina, Brasil y Estados Unidos. Además, las maratonianas jornadas de promoción de Netflix las han llevado al estreno de «The Crown» en Londres o, en el caso de Ana Polvorosa, a grabar un programa de cocina para Netflix en Estados Unidos. «Es como ocurre con las redes sociales, la frontera ya no es España, sino el mundo, y eso es superpostivo», concluye Suárez. De momento, en febrero les toca volver al plató de «Las chicas del cable» para grabar la tercera entrega.

comentarios